Por si alguien tení­a dudas, ya podemos afirmar que el Samsung Galaxy S3 es el móvil más exitoso de la historia de Samsung (por lo menos en lo que a lanzamiento se refiere). El buque insignia de la compañí­a coreana ha llegado ya a la cifra redonda de diez millones de unidades vendidas en menos de dos meses, superando el rendimiento que tuvieron sus anteriores versiones el Samsung Galaxy S2 y el Samsung Galaxy S. Su rendimiento podrí­a ser todaví­a superior en los próximos meses ya que habí­a mercados importantes a los que apenas acaba de llegar, como es el caso de Estados Unidos.

El Samsung Galaxy S3 supone la culminación de un proceso que comenzó a través del Samsung Galaxy S. La compañí­a lanzó en 2010 un terminal que consiguió convencer a los especialistas por su diseño y por su poderí­o técnico (muchos lo consideraron el móvil del año). No obstante, su adopción en el mercado fue más lenta, ya que la compañí­a coreana todaví­a no tení­a mucho renombre en smartphones de primera fila y porque la mayor parte del foco mediático lo poseí­a el iPhone de Apple. Hasta entonces los intentos de otros fabricantes como la propia Samsung, Nokia y otras marcas de encontrar un móvil que pudiera tener la etiqueta de un móvil «fetiche» habí­an sido en vano.

Pero con el paso de los meses el Samsung Galaxy S se fue haciendo un hueco en el mercado por méritos propios y comenzó a crear una base importante de usuarios y especialistas que defendí­an a capa y espada este terminal. El primer miembro de esta exitosa familia allanó el camino para que el Samsung Galaxy S2 se convirtiera, desde su salida, en un terminal deseado por el público, hasta el punto de competir directamente con el equipo de Apple en fama y reconocimiento (aunque las ventas del iPhone siguen estando por encima de estos terminales de Samsung).

Además, Samsung reforzó el Galaxy S2 con algunas caracterí­sticas en las que fallaba su antecesor, sobre todo la de la cámara, que pasó a incorporar flash y una resolución de 8 megapixels. La llegada del Samsung Galaxy S3 en mayo de este año ha supuesto una cierta consolidación de la marca. Sin llegar a suponer un cambio muy radical, mejora algunos aspectos como el procesador (que ha pasado a tener cuatro núcleos) o un aumento ligero en el tamaño de pantalla, además de reforzar la autonomí­a (uno de los puntos más negativos de los smartphones, que no suelen aguantar un dí­a completo de uso sin tener que recargar la baterí­a).

Las perspectivas de Samsung para los próximos meses son muy buenas, a pesar del momento difí­cil que vive la economí­a global. El peso de la división de móviles en la compañí­a coreana es realmente fuerte (cerca de un 60% de sus beneficios en el segundo trimestre provienen de este negocio). El siguiente paso del Samsung Galaxy S3 será demostrar que es capaz de aguantarle el pulso al iPhone 5, el nuevo smartphone de Apple que deberí­a llegar a lo largo del mes de octubre.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp