Es lo que aseguran analistas citados por la agencia de noticias Yonhap. La compañí­a asiática volverí­a a registrar un crecimiento solido en el tercer trimestre por encima del 20% y unos beneficios récord que sobrepasarán los del segundo trimestre. El fuerte empuje que van a experimentar los números de la empresa de tecnologí­a vendrá en gran parte por el excepcional rendimiento que está ofreciendo su división móvil, sobre todo a través de su nuevo dispositivo estrella el Samsung Galaxy S3. Este smartphone ha conseguido superar la impresionante barrera de 20 millones de equipos vendidos en tan solo 100 dí­as, convirtiéndose así­ en el móvil más rápidamente vendido de la historia de Samsung.

Teniendo en cuenta las ventas que está logrando el Galaxy S3, a poca gente le sorprenderá que Samsung vaya a superar los números del segundo trimestre. Según las informaciones, la compañí­a alcanzarí­a unos ingresos de 34.600 millones de euros, una cantidad que estarí­a un 24,5% por encima de lo que se consiguió entre los meses de abril, mayo y junio. Por otro lado, el beneficio operativo de Samsung se acercará a los 4,710 millones de euros, una mejora del 5% respecto a los 4,490 millones de euros del mismo periodo del año anterior (se especula con que el beneficio neto crezca incluso un 78% frente a este periodo).

Así­ las cosas, todo indica que este crecimiento no se detendrá en el resto del año, ya que la compañí­a ha anunciado pocos dí­as el próximo lanzamiento de su Samsung Galaxy Note 2, un equipo que promete muy buenas ventas, teniendo en cuenta que la primera versión ya ha superado las 10 millones de ventas. No obstante, no todo son buenas noticias para la compañí­a asiática. Su presidente ya alertó después de que se conocieran los resultados del segundo trimestre que las cifras estaban muy condicionadas por el excepcional rendimiento de la división móvil y que no arrojaban una imagen real sobre la situación del mercado y de la propia empresa.

Y es que vivimos un periodo de contracción (en España de maldita crisis) que es especialmente agudo en la zona europea. Exceptuando a la división móvil, el resto de negocios de la compañí­a arrojaron unos resultados mucho peores que están en sintoní­a con la actual situación global. Claro que Samsung cuenta con un colchón muy holgado gracias a las ventas de sus teléfonos móviles (la compañí­a coreana se ha convertido en el mayor fabricante del mundo por encima de Nokia).

Otro de los problemas a los que se enfrenta este gigante de la electrónica es el de su interminable guerra legal con Apple. Hace poco un juzgado estadounidense dictaminó que Samsung debí­a pagar cerca de 900 millones de euros a la compañí­a de la manzana por infringir sus patentes. Pero el verdadero daño para la empresa podrí­a llegar si Apple consigue llevar adelante su petición de que se retiren del mercado estadounidense varios de los smartphones de Samsung, entre ellos el propio Samsung Galaxy S3. Esto supondrí­a la necesidad de que la compañí­a rediseñara algunos de los aspectos de los equipos y los volviera a lanzar, con el evidente impacto en las ventas que esto provocarí­a. Sea como fuere, hasta diciembre no llegará el siguiente paso en esta tormentosa historia que recorre los juzgados de medio mundo.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp