Samsung ha presentado unas nuevas tarjetas SSD, un dispositivo de almacenamiento que está experimentado un importante crecimiento gracias a su uso en los tablets y a la irrupción de los ultrabooks (portátiles finos y potentes apadrinados por Intel). La compañí­a coreana está apostando fuerte por esta plataforma que está llamada a sustituir con el tiempo a los discos duros, aunque su precio sigue siendo su principal obstáculo. Los nuevos Samsung 840 Pro SSD cuentan con velocidades de lectura de 540 MB/s y de escritura de 520 MB/s, lo que supone una importante mejora respecto a los modelos anteriores.

La compañí­a coreana decidió centrarse en desarrollar dispositivos en el campo de las SSD y vendió su negocio de discos duros a Seagate el año pasado. Sus discos SSD (dispositivos de almacenamiento sólido) se han destacado por su fiabilidad y potencia, y gracias a la caí­da generalizada de los precios en este segmento se están convirtiendo en una opción cada vez más atractiva. Las nuevas tarjetas Samsung 840 Pro SSD llegarán en capacidades de 128 GB, 256 GB y 512 GB, por así­ que su objetivo principal estará en su uso para el segmento profesional y para una mayor capacidad de almacenamiento.

Samsung también completará esta oferta con un modelo de 64 GB, aunque todaví­a no se han ofrecido los datos sobre esta cuarta tarjeta con una capacidad de almacenamiento más propia de los tablets. Los dos modelos de 256 GB y 512 GB tendrán una memoria caché de 512 MB, frente a los 256 MB de la serie Samsung Serie 830 SSD. En cuanto a la diferencia de las velocidades entre esta serie y las anteriores, el incremento se experimenta en la velocidad de escritura, mientras que la lectura permanece a un mismo nivel.

El modelo de 512 GB de las tarjetas de la serie 840 Pro SSD cuenta con una velocidad de lectura de 540 MB/s, la misma velocidad que el modelo de 500 GB de las tarjetas Samsung 840 SSD y algo superior a los 520 MB/s del mismo modelo de las Samsung 830 SSD. Mientras, en el caso de la velocidad de escritura contaremos con una cifra realmente competitiva de 520 MB/s, frente a los 330 MB/s del modelo de 500 GB de la serie 840 y los 400 MB/s del modelo de 512 GB de la serie 830 SSD.

Las nuevas tarjetas SSD de Samsung incorporarán una interfaz SATA de 6 Gbps y un nuevo controlador MDX de 3 núcleos y arquitectura ARM Cortex-R4 que permitirán alcanzar unas cotas de 100.000 IOPS en operaciones de lectura aleatoria y 90.000 IOPS en escritura aleatoria. La arquitectura utilizada para estos dispositivos es de 21 nanómetros. Se espera que estos dispositivos lleguen al mercado a partir del mes de octubre, aunque todaví­a no contamos con fecha de salida para el mercado español ni precios en euros.

Para tener una referencia, se han desvelado los precios de estos dispositivos SSD en dólares. Así­, el modelo de 64 GB costará 100 dólares cuando salga al mercado, el modelo de 128 GB ascenderá a los 150 dólares, mientras que las versiones más avanzadas de 256 GB y 512 GB tendrán unos precios respectivos de 270 y 600 dólares. Como suele ocurrir en los dispositivos tecnológicos, es probable que en su conversión a euros contemos con unas cifras similares.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp