Android Jelly Bean

Google ha revelado nuevos datos sobre la presencia de las diferentes versiones del sistema operativo Android en sus dispositivos móviles. El lí­der en este punto sigue siendo Android 2.3 Gingerbread, una versión que salió al mercado hace más de un año y medio (en diciembre de 2010) pero que se mantiene como la opción más extendida a través de los casi 500 millones de dispositivos con el sistema de Google que existen en el mercado. La versión 4.0 Ice Cream Sandwich, por su parte, alcanza ya a uno de cada cinco terminales, mientras que la presencia de la última versión 4.1 todaví­a es muy reducida.

Ayer mismo publicábamos los datos que ha dado la compañí­a del buscador sobre la rapidez con la que se activan nuevos terminales con Android, a una razón de 1.300.000 nuevos equipos al dí­a. Este impresionante ritmo da buena cuenta del poderí­o de este sistema en el mercado, que ya está presente en casi siete de cada diez smartphones activos. No obstante, uno de los grandes problemas que sufre Android, en parte por esta popularidad tan grande, es el de la fragmentación que existe de las diferentes versiones del sistema. No se trata de un asunto baladí­, ya que el carácter abierto del sistema y su éxito lo están convirtiendo en un objetivo muy suculento para los cibercriminales. Sin ir más lejos, ya circula el sobrenombre de «Windows para los móviles» en temas de seguridad, por la gran afluencia de troyanos y otros programas maliciosos que se están creando para Android.

El hecho de contar con varias versiones diferentes significa que los terminales que no han recibido las últimas versiones no cuentan con muchas de las actualizaciones de seguridad que se han lanzado para tapar agujeros del sistema. Y este problema es más grande por la importancia que tiene en el mercado una versión anterior como la de Android 2.3 Gingerbread, que cuenta todaví­a con un 57,2% de la cuota a principios de septiembre.

Fragmentación de los terminales Android

En segundo lugar se coloca la penúltima versión Android 4 Ice Cream Sandwich, lanzada a finales del año pasado a través del Samsung Galaxy Nexus. Esta versión cuenta ya con una cuota del 20,8%. La salida de terminales como el Samsung Galaxy S3 con este terminal o la actualización de otros como el Samsung Galaxy S2 ha acelerado su adopción, aunque el hecho de que estos dos terminales se vayan a actualizar en breve a la versión Android 4.1 Jelly Bean puede ralentizar este crecimiento. La presencia de la última versión del sistema móvil de Google es todaví­a muy pobre, con tan solo un 1,2% del mercado.

En este punto, resulta preocupante que una versión de hace más de dos años como Froyo siga estando presente en un 14% de los equipos Android. Sea como fuere, se entiende que parte del problema de la fragmentación se deba también a las propias limitaciones tecnológicas de los terminales más antiguos. Serí­a recomendable que Google comenzará a plantearse en los próximos meses la idea de realizar actualizaciones de seguridad periódicas para todas sus versiones (aunque fuera cada trimestre o cada seis meses) para disminuir posibles problemas de seguridad.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp