Android va camino de convertirse en el nuevo Windows del campo de los dispositivos móviles en el campo de la seguridad. El sistema operativo de Google se ha vuelto un objetivo muy interesante para los cibercriminales gracias a la popularidad que está alcanzando (según los datos de IDC, Android ya está en casi siete de cada diez smartphones). Además, los cibercriminales también aprovechan la apertura del sistema, que ofrece la posibilidad de atacar el sistema a través de canales alternativos fuera de la tienda oficial de Google. Esta ví­a de ataque se utiliza sobre todo en tiendas de paí­ses asiáticos.

Según un estudio de la empresa de seguridad F-Secure, durante el segundo trimestre de este año se contabilizaron más de 5.000 nuevas piezas de malware para Android, lo que supone un incremento del 64% respecto al primer trimestre de 2012. Entre estas cinco mil piezas, se encuentran 19 nuevas familias de malware y 21 nuevas variantes de familias ya conocidas. La mayor parte de los programas maliciosos diseñados para Android continúan siendo troyanos. Estos programas se esconden dentro de aplicaciones y servicios aparentemente legí­timos y una vez dentro del sistema comienzan a actuar.

En concreto, algo más de cuatro de cada cinco programas maliciosos son troyanos (un 81%), seguidos por los programas espí­a con un 10% y las apps maliciosas en un 5%. Sin duda, uno de los tipos de malware más peligrosos son los troyanos bancarios, que tratan de interceptar la comunicación de los bancos con el smartphone del usuario. Aquí­ en España este tipo de ataques se producen de manera muy habitual, y es uno de los principales campos de ataque de los cibercriminales.

No obstante, los troyanos que mejor funcionamiento están dando son los que enví­an SMS a servicios Premium (SMS de pago) sin que el usuario tenga conocimiento de ello, y que permiten engrosar las arcas de los cibercriminales. A pesar del crecimiento del malware en Android, hay que tener en cuenta que la mayor parte de los programas maliciosos se distribuyen a través de la web, en tiendas alternativas al mercado oficial del sistema, Google Play. Eso significa que el peligro de infectarse para aquellos usuarios que utilicen los cauces oficiales de Android es todaví­a muy bajo, a pesar de que ya se han producido casos de aplicaciones maliciosas encontradas en el mercado oficial (denominado antes Android Market).

Un problema de seguridad que puede convertirse en una verdadera amenaza es el lanzamiento de una plataforma llamada AFE para desarrollar malware para Android, diseñado por dos investigadores de seguridad. Esta plataforma supondrá un nuevo acercamiento a la creación de programas maliciosos (hasta ahora, los cibercrminales solí­an descompilar una aplicación legí­tima y luego introducir el malware dentro).

Sea como fuere, Android continúa siendo la alternativa más poderosa dentro del mercado de los smartphones. Google ha sabido diseñar un sistema abierto y atractivo que ha conquistado a los usuarios (no en vano, casi siete de cada diez smartphones del mercado integran ya el sistema de Google). Pese a ser un sistema con poco tiempo de vida, ha conseguido cosechar un gran éxito, y las expectativas de futuro siguen siendo muy buenas.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp