Facebook en Bolsa

La entrada de Facebook en la Bolsa se convirtió en la OPV (oferta de venta pública) más importante de la historia de las empresas tecnológicas. Desde la salida de Google al mercado bursátil en 2004 ninguna operación de este tipo habí­a levantado semejante expectación. La fuerte expectación llevó a los responsables de Facebook a valorar la empresa a unos niveles muy altos. Pero este entusiasmo inicial duró muy poco tiempo a los inversores. Apenas se consiguió llegar a la valoración inicial tras la fecha de salida y su valor ha ido cayendo de manera alarmante desde entonces. ¿Qué ocurre con Facebook? ¿Son rentables las redes sociales?

La red social más popular del panorama de Internet cerró el viernes su participación en Bolsa con un precio de 23,71 dólares por acción, el más bajo desde que salió al parqué en el mes de mayo. Esto supone una caí­da del 12% en tan solo un dí­a, y echa por tierra la recuperación que habí­a experimentado la compañí­a en las últimas semanas (aunque en ningún momento ha logrado volver a alcanzar los números de salida). De hecho, desde que ha asomado la cabeza en el parqué de Wall Street Facebook ha perdido un 38% de su valor.

Hay varios aspectos que han provocado este descenso. En primer lugar, contamos con un problema estructural asociado a la propia naturaleza de la red social. Sus casi 1.000 millones de usuarios arrojan un panorama difí­cil para la empresa en su esfuerzo por seguir creciendo, ya que su saturación en muchos de los mercados importantes resulta evidente. Pero sobre todo, el grave problema al que se enfrenta Facebook es su incapacidad de rentabilizar su negocio móvil (y en general de encontrar fuentes de ingresos y beneficios que puedan explicar el alto precio con el que se colocó a sus acciones).

Facebook en Bolsa

El cambio de la era del PC a la era del móvil es una realidad que no ha beneficiado en nada a Facebook. El uso de esta red social a través de las plataformas móviles asciende a más de la mitad de sus usuarios, lo que resta visibilidad a su plataforma de ordenador, que es donde consigue la mayor parte de sus beneficios. La publicidad en terminales móviles todaví­a no ha encontrado los formatos adecuados para ser rentable (de hecho, muchos estudios demuestran que los usuarios de estos dispositivos apenas muestran atención a la publicidad).

La mayorí­a de los analistas coinciden en que la inversión que se realice en Facebook debe ser en miras a largo plazo. Algunos incluso hablan de una espera de entre tres y cuatro años para conseguir rentabilizar el dinero invertido. Así­ las cosas, es probable que Facebook acometiera una estrategia demasiado arriesgada al inflar el precio de sus acciones por encima de su valor real. La pregunta que surge de manera natural es la de saber si el mercado de las redes sociales tiene tanto margen de desarrollo como en un principio se especulaba, o si todaví­a se trata de un campo de la tecnologí­a que tiene que aprender a convertir todo el entusiasmo que genera en negocio.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp