Se veí­a venir. Finalmente se ha confirmado lo que era un secreto a voces. El máximo dirigente de la compañí­a de Internet Scott Thompson deja la empresa, empujado por el escándalo del falso tí­tulo que desde que salió a la luz hace unos dí­as ha manchado la imagen de una empresa que camina por la cuerda floja. El puesto de CEO será ocupado de forma interina por Ron Levinsohn, que hasta ahora habí­a llevado el departamento de medios globales de la empresa. Le espera un duro camino para intentar reconducir a una compañí­a que se encamina de manera peligrosa hací­a el abismo.

Las riendas de Yahoo parecí­an en buenas manos tras la llegada de Scott Thompson el cuatro de enero de este año. Le avalaba un buen trabajo al frente de PayPal. El directivo habí­a anunciado una serie de medidas poco populares (sobre todo el despido masivo de más de la décima parte de la plantilla de la empresa) pero que anunciaban un cambio drástico en la empresa hacia un modelo mucho más sostenible. Además, Thompson encabezaba una junta directiva renovada que habí­a dejado atrás a todos los responsables de la compañí­a que estaban presentes desde antes de 2008, entre ellos los cofundadores de la empresa. No obstante, hace algo más de una semana se desató una tormenta que se ha cobrado ya a su primera gran ví­ctima (Scott Thompson), y que podrí­a castigar seriamente los planes de Yahoo para reconducir su situación.

Un accionista e inversor de la compañí­a, Dan Loeb, denunció públicamente que Thompson habí­a falseado su curriculum con un grado de ciencias informáticas que nunca consiguió. De hecho, la institución donde supuestamente habí­a cursado el tí­tulo no ofreció esa disciplina hasta cuatro años después de que el ejecutivo se graduara. Thompson trató de salir al paso de las acusaciones explicando que se habí­a tratado de un error de apreciación en una entrevista, pero lo cierto es que resulta hasta ridí­culo pensar que el ejecutivo no leyera su propio currí­culo en años (cuando trabajó como presidente de PayPal desde enero de 2008 a enero de 2011 ya utilizaba el currí­culo con ese dato erróneo).

A pesar de esas disculpas, el daño ya estaba hecho, y la opinión pública repudió al directivo. Loeb amenazó con llevar a Yahoo a juicio por el asunto. Ni siquiera desde la propia Yahoo se emitió un comunicado defendiendo al ahora ex CEO de la compañí­a, una señal que hací­a presagiar hacia qué lugar se iban a desarrollar los acontecimientos. Thompson deja Yahoo cinco meses después, dejando a medias el plan de reestructuración que habí­a empezado. Su lugar lo ha ocupado de manera inmediata Ron Levinsohn, un ejecutivo que llegó a la compañí­a en 2010 y que ha forjado su carrera sobre todo en empresas de comunicación. Especialmente destacado fue su paso por News Corp y la sección de Fox Interactive Media.

Durante su estancia en la compañí­a, se llevó a cabo la compra de Myspace (una compra que años más tarde se ha demostrado un mal negocio, teniendo en cuenta que se vendió por mucho menos dinero de lo costó en su dí­a). Después de marcharse, ocupó puestos de importancia en cadenas estadounidenses de televisión como la CBS. Ahora deberá demostrar que es capaz de dirigir una empresa tecnológica en un momento muy delicado para Yahoo.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp