Windows 8 Enterprise

Microsoft presentó hace apenas unas horas los primeros detalles sobre las diferentes versiones que tendrá el sistema operativo Windows 8. Hasta tres versiones diferentes (Windows 8, Windows 8 Pro y Windows RT) que se convierten en cuatro si tenemos en cuenta Windows 8 Enterprise, una versión extendida de Windows 8 Pro que pasó casi inadvertida en un primer momento en el anuncio oficial de Microsoft (de hecho, se publicó una tabla de caracterí­sticas de los sistemas y no se incluyó la edición Enterprise). No obstante, Microsoft ha anunciado hoy algunas de las caracterí­sticas con las que contará este Windows 8 para el mundo corporativo.

Como ya habí­amos adelantado en otro artí­culo, Microsoft ha dividido sus versiones de Windows 8 para PC en tres versiones: Windows 8, Windows 8 Pro y Windows 8 Empresarial. Mientras que Windows 8 Pro añade algunas opciones avanzadas como capacidades de virtualización o encriptación de los archivos, Windows 8 Enterprise da un paso más allá e incorpora tres caracterí­sticas muy interesantes para el entorno corporativo: Windows To Go, DirectAccess y BranchCache. La primera de ellas, Windows To Go, es una versión corporativa del escritorio de Windows 8 contenida en una unidad USB. Gracias a esta caracterí­stica, el profesional puede trabajar en el trabajo desde su propio ordenador portátil sin que se comprometa la seguridad del sistema, y aporta una mayor flexibilidad y movilidad a la hora de trabajar fuera de la oficina.

Windows 8 Enterprise

La segunda caracterí­stica destacada será la de DirectAccess. Esta tecnologí­a permite a los usuarios de una red corporativa a acceder a los recursos dentro de la red sin necesidad de lanzar una red privada virtual VPN separada y también ayuda a los equipos IT a gestionar de manera más rápida y efectiva las directrices de seguridad y las actualizaciones de software. En tercer lugar nos encontramos con BranchCache. Esta caracterí­stica permite guardar los datos en el caché en los servidores centrales de la empresa, de manera que estos datos no se reduplican en los ordenadores que utilicemos. Esto supone un ahorro importante de espacio y recursos.

Otra caracterí­stica que agradecerán los equipos IT a la hora de establecer las directrices es AppLocker. Como su propio nombre indica, esta herramienta facilitará la restricción de uso de determinadas apps o ficheros por parte de diferentes grupos establecidos por los propios profesionales de IT. Dentro del campo de la virtualización, Microsoft ha trabajado para mejorar el rendimiento de la plataforma Microsoft RemoteX y Windows Server 2012 para que los usuarios puedan disfrutar de una experiencia mejorada a la hora de correr gráficos en 3D, utilizar unidades USB o valerse de dispositivos táctiles en cualquier tipo de red. De hecho, Windows To Go permitirá el uso de la versión de escritorio corporativa en USB a través de tablets.

En definitiva, a pesar de que Windows 8 parece orientado en primer lugar hacia el campo del consumidor, Microsoft no ha querido olvidar el campo empresarial (donde tiene un gran nicho de mercado) y ofrecerá a las empresas una versión con capacidades potentes para tratar de desterrar esta idea de que Windows 8 ha sido diseñado exclusivamente para un uso más casero o en dispositivos móviles.

Para llevar a cabo este artí­culo hemos utilizado un portátil Acer Aspire Ethos 8951G, uno de los portátiles más potentes que hay en el mercado y que cuenta con un procesador Intel Core i7-2630QM con cuatro núcleos de procesamiento y una potencia de 2 GHz por núcleo. Además, este equipo tiene 16 GB de RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce con 2 GB de memoria dedicada.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp