Finalmente se ha llevado el gato al agua Microsoft. Y no le costará barato, porque el acuerdo para comprar Skype se ha cerrado en casi  6.000 millones de euros (5.920 millones) en lo que supone la adquisición más grande de la historia de la compañí­a estadounidense. Microsoft planea utilizar esta herramienta para potenciar las capacidades de algunos de sus dispositivos, como la X-Box 360, las comunicaciones en Internet y sobre todo su plataforma Windows Phone 7.

La popular herramienta para comunicarse a través de Internet llevaba mucho tiempo en el punto de mira, ya que se barajaba su compra por muchas de las empresas punteras del sector de la tecnologí­a (el año pasado os hablábamos del posible interés de Cisco por hacerse con ella). De hecho, también se rumoreó con que Google la adquiriera hasta el último momento, aunque algunos analistas han considerado que se trataba de una forma de aumentar su precio.

Con este acuerdo Skype pasará a formar parte de la empresa de Windows como una división más, y su actual CEO pasará a dirigir la misma. Todaví­a es pronto para especular con las aplicaciones que dará Microsoft a esta compra, pero parece claro que gran parte de la motivación de esta compra estriba en utilizar Skype dentro de su nueva plataforma móvil, Windows Phone 7, que a pesar del reciente acuerdo con Nokia sigue estando muy atrás en el mercado de los móviles.

Skype es una plataforma de comunicación a través de Internet que cuenta con más de 600 millones de usuarios en el mundo (124 millones de ellos activos cada mes) y más de 207.000 minutos hablados a través de ella durante el año 2010. Sin embargo, tan solo unos ocho millones de usuarios utilizan el servicio de pago de Skype y acumulaba una deuda superior a los 500 millones de euros.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp