Caí­da de Apple

Los dí­as de gloria de Apple parecen haber pasado a mejor vida. La compañí­a del difunto Steve Jobs está viviendo una situación preocupante después de varios años en los que la tónica general ha sido un crecimiento constante en el precio de sus acciones, hasta el punto que a mediados de 2011 logró convertirse en la compañí­a más valorada de la Bolsa. Pero desde septiembre del año pasado, los tí­tulos de la empresa de la manzana han perdido más de un tercio de su precio, incluido el desplome de la jornada del jueves, después de que presentara sus últimos resultados económicos. Tras esta caí­da, Apple ha dejado de ser la compañí­a más valiosa del mercado.

Esta corona recae ahora sobre la empresa petrolera ExxonMobil, que ha conseguido alcanzar una capitalización de mercado de 417.000 millones de dólares (unos 309.000 millones de euros), mientras que Apple ha vuelto a perder un 2,3% del precio de los tí­tulos en la jornada del viernes, lo que ha provocado que su valoración en el mercado baje hasta los 412.000 millones de dólares (306.000 millones de euros). Desde que la compañí­a de la manzana consiguió convertirse a mediados de 2011 en la compañí­a más cotizada del mercado habí­a mostrado una fortaleza que hací­a presagiar que su liderazgo podí­a durar años.

No obstante, la muerte de Steve Jobs despertó dudas sobre la capacidad de su sucesor (en realidad cualquier sucesor) para mantener el entusiasmo por los productos de Apple. A pesar de que la compañí­a mantuvo durante más de un año un nivel muy alto (hasta el punto de que sus acciones llegaron a sobrepasar los 700 dólares durante el pasado septiembre), el lanzamiento del iPhone 5 ha marcado el comienzo de una caí­da de la que pocos se atreven a aventurar el fondo.

Apple en Bolsa

Pese a que las ventas de Apple han seguido creciendo a ritmo de récord durante los últimos meses, ha vivido varios episodios que han mermado la confianza de los inversores. Entre ellos, nos encontramos con los problemas que ha generado el nuevo sistema operativo iOS 6 para el iPhone y el iPad. Muchos usuarios que decidieron actualizar sus equipos a esta versión han sufrido problemas de baterí­a. Tampoco ayudó la decisión de Apple de lanzar su propia plataforma de mapas y desterrar (temporalmente, eso sí­) a Google Maps de sus sistema. Pero sobre todo, las informaciones que más dudas han provocado han sido las que indican que Apple ha reducido la demanda de componentes para el iPhone en previsión de una bajada en la demanda de este terminal estrella.

La puntilla a esta situación de la compañí­a han sido los resultados económicos del cuarto trimestre. Apple alcanzó las expectativas de los analistas, pero perdió su capacidad de “asombrar” al mercado. Esto, unido a unas expectativas más débiles para el primer trimestre de 2013, provocaron que en una sola jornada la compañí­a perdiera un 12% de su valor (la mayor caí­da de la empresa de la manzana en cuatro años). Según los últimos rumores, la estrategia de Apple para volver a recuperar el pulso en la Bolsa podrí­a estar en el lanzamiento de varios modelos del iPhone para llegar a distintos segmentos del mercado, aunque habrá que esperar unos meses para ver los movimientos que lleve a cabo la compañí­a.

Tags: ,