Estarí­amos llegando al final de la producción a gran escala de los netbooks, los portátiles pequeños y de bajas prestaciones que alcanzaron una enorme popularidad en los años anteriores a la explosión de los tablets (sobre todo 2008 y 2009). Según se anuncia en Digitimes, Asus habrí­a decidido detener la producción de estos dispositivos, lo que unido a la renuncia de seguir comercializando estos productos por parte de Acer dejarí­a al mercado sin sus dos principales fabricantes. Se trata de la primera ví­ctima del avance imparable de los tablets, que han debiiitado notablemente las ventas de los PC tradicionales.

Los netbooks eran una propuesta previa a los tablets. Estaban pensados para ofrecer capacidades estándar de navegación y uso de aplicaciones en un espacio reducido de pantalla (normalmente se apostaba por las 10 pulgadas o por las 11,6 pulgadas). Sus principales bazas estaban en su movilidad y en su precio reducido, pero con la llegada de los tablets Android y la posibilidad de utilizar teclados integrados o a través del USB o bluetooth el mercado de los netbooks se redujo muchí­simo, sobre todo en los mercados más desarrollados.

A pesar de que se estaba manteniendo un nivel de ventas aceptable en mercados del sudeste asiático y de sudamérica hasta este año, la fuerte crisis en el mercado del PC, unida a la aparición de un creciente número de tablets de precio reducido ha desembocado en la decisión de los dos grandes fabricantes taiwaneses de abandonar el desarrollo de estos dispositivos, en favor de los tablets. Las dudas respecto al futuro de los netbooks comenzaron hace un par de años, tras el éxito del iPad y de los primeros equipos con Android, pero se esperaba que este mercado pudiera sobrevivir a través del segmento de la educación.

Su tamaño reducido y la presencia de un teclado integrado (además del acceso a las utilidades de Windows) lo convertí­an en un compañero interesante para introducir las nuevas tecnologí­as en el entorno del aula. Acer desplegó estos equipos a través de proyectos de educación, e incluso surgieron algunos informes que arrojaban una mirada muy positiva sobre el desarollo que podí­an tener los netbooks. Pero esta promesa parece haberse diluí­do con el paso de los meses.

Todo indica que este mercado pervivirá durante unos años de manera minoritaria, con la fabricación de estos equipos por parte de compañí­as de segundo nivel. Los mercados emergentes seguirán siendo el principal objetivo para los netbooks, aunque la tendencia de lanzar tablets a precios muy reducidos de grandes compañí­as como Google o Amazon o de algunas más pequeñas como bq en España hacen difí­cil que se pueda mantener un nivel de ventas alto. Como decí­a el presidente de Acer Jim Wong en una entrevista, la tendencia de los usuarios hacia los dispositivos con pantallas táctiles parece irreversible.

Por otro lado, todo indica que Intel continuará desarrollando sus chips Intel Atom (en los que se apoyan la mayorí­a de los netbooks) para sistemas embebidos, terminales de punto de venta o thin clients.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp