Microsoft Surface

Microsoft podrí­a haber decidido reducir a la mitad el número de tabletas de Microsoft Surface que lanzarán al mercado de aquí­ a final de año. La compañí­a estadounidense ya confesó, a través de su CEO Steve Ballmer, que las ventas de su primer tablet no están terminando de despegar, y alegaba a los problemas de distribución como el principal motivo de este pobre rendimiento. No obstante, todos los indicios indican que la demanda de tablets con el sistema operativo Windows RT (la versión para tablets ARM de Windows 8) estarí­a siendo bastante pobre, algo que dificultarí­a mucho la intención de Microsoft de introducirse en el mercado de estos dispositivos móviles.

Según se informa desde Digitimes (un medio asiático con fuentes cercanas a muchos fabricantes), Microsoft habrí­a decidido recortar su producción de tablets Microsoft Surface a la mitad. Esto significarí­a que de las cuatro millones de unidades que se habí­a planeado lanzar al mercado hasta final de año pasarí­amos a solo dos millones de tabletas, una reducción muy notable que puede traer consecuencias en el futuro de Windows RT. Para aquellos usuarios que todaví­a no hayan oido hablar de este sistema, se trata de una versión especial de Windows 8 pensada para ser utilizada con procesadores ARM.

Este tipo de procesadores, más eficientes y menos potentes que los de Intel, están siendo utilizados tanto en los smartphones como en la inmensa mayorí­a de los tablets (como decí­amos antes, son los chips que integran el iPad, el Google Nexus o el Samsung Galaxy Note 10.1, por poner ejemplos. Esta versión del sistema mantiene la misma interfaz Metro de Windows 8, pero cuenta con una serie de limitaciones pensadas para favorecer su rendimiento energético. Así­, el escritorio de Windows se mantiene pero tan solo se pueden utilizar una serie de aplicaciones diseñadas por Microsoft, como una versión de Office 2013 (el usuario puede contar con esta suite de ofimática de manera gratuita) o la versión de escritorio de su navegador Internet Explorer 10.

La punta de lanza de esta serie de tablets es Microsoft Surface, aunque fabricantes como Dell, Asus o Samsung también han lanzado al mercado sus apuestas. En el caso del dispositivo de Microsoft, estamos ante un equipo que incorpora dos versiones de 32 GB o 64 GB de memoria, tiene un procesador NVIDIA Tegra 3 de cuatro núcleos y una memoria RAM de 2 GB, y un diseño fino y delgado que resulta bastante atractivo. Aunque el elemento que más llama la atención es la posibilidad de integrar una cubierta en forma de teclado que ofrece una gran funcionalidad.

Uno de los grandes problemas de Surface es su precio. 500 euros de salida (sin la cubierta) es un desembolso importante para un tablet, y más teniendo en cuenta la competencia contra la que se enfrenta el dispositivo. Una de las soluciones que se apuntan desde Digitimes es una bajada en el coste de este equipo, pero eso podrí­a deteriorar las relaciones de Microsoft con los fabricantes (uno de los inconvenientes de distribuir sistemas operativos para terceros y luego querer competir con equipos propios). Fabricantes como Acer ya decidieron postergar el desarrollo de tablets con Windows RT en espera de ver la respuesta del mercado.

Pero no todo termina en el universo ARM, ni siquiera para Microsoft. La compañí­a también tiene previsto lanzar a principios del año que viene una version de Surface con chip de Intel y la versión de Windows 8 Pro, aunque se especula con que este lanzamiento podrí­a llegar a adelantarse a diciembre. Hasta que no tengamos datos oficiales sobre las ventas que está alcanzado el equipo de Microsoft se hace difí­cil valorar de forma fidedigna hasta qué punto son pobres las ventas de este dispositivo, pero la compañí­a no parece dispuesta a revelar cifras por ahora.