Apple

Ya hemos hablado en varias ocasiones de las estrategias que siguen las grandes multinacionales para evitar pagar impuestos fuera de su tierra. Compañí­as como Apple, Google o Facebook utilizan las leyes financieras de paí­ses como España para refacturar las ventas en otros paí­ses cuyas leyes resultan más beneficiosas. Se estima que estas empresas dejan de pagar al fisco cerca de 1.000 millones de euros cada año. Conscientes de esta situación, las autoridades españolas han anunciado que van a formar una Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional para estudiar estas prácticas y limitar las estrategias agresivas de las multinacionales extranjeras.

El movimiento que realizan empresas extranjeras como Google o Apple (uno de los grandes precursores de estas prácticas) recibe el nombre de «irlandés doble». Las filiales de las compañí­as en España refacturan las ventas conseguidas en nuestro paí­s a través de la filial irlandesa, un paí­s donde los impuestos aplicados a este tipo de actividades son mucho menores (un 12% de los beneficios). Pero la estrategia no acaba allí­, ya que las leyes irlandesas permiten volver a refacturar estas ventas a través de un paraí­so fiscal, que genera unos impuestos por debajo del 3% de los beneficios obtenidos. Una cantidad irrisoria comparada con el dinero que deberí­an pagar estas compañí­as si facturaran directamente en nuestro paí­s (como decí­amos al principio, se calcula que la cantidad que deja de cobrar la Agencia Tributaria podrí­a rondar los mil millones de euros anuales).

Como publlica el diario Expansión, los gobiernos europeos parecen estar dispuestos a tomar cartas en el asunto frente a esta situación y en una reciente reunión la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) afirmó la necesidad de combatir este tipo de prácticas que provocan situaciones que para muchos pueden resultar esperpénticas. Por poner un ejemplo, hace dos ejercicios económicos Google declaró en nuestro paí­s unas pérdidas de medio millón de euros, por lo que la declaración a Hacienda le salió a devolver.

A la espera de que la OCDE lance nuevas medidas para combatir con estas actividades, la Agencia Tributaria tiene previsto lanzar a principios del año que viene una unidad especializada llamada Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional que investigará este tipo de prácticas. Esta unidad estará formada en un primer momento por cincuenta expertos con la necesaria cualificación y que llegarán de otras unidades de este organismo.

Según uno de los artí­culos del reglamento de la OCDE, España ya podrí­a gravar a las compañí­as que tratan de facturar en otro paí­s funciones que se realizan dentro de nuestras fronteras y no pagan por esta salida. Pero uno de los principales cambios que se quieren adoptar y en los que más se está trabajando son los intagibles, de los que se aprovechan compañí­as como Google o Facebook. Estas empresas sitúan valores inmateriales como su buscador o su red social en Irlanda, motivo por el cuál tributan con el tipo irlandés. Sin duda, se trata de un problema serio y más en una situación económica como la que estamos viviendo, pero es difí­cil que se encuentre una solución a corto plazo.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp