Dell XPS

Dell ha anunciado sus resultados económicos correspondientes al tercer trimestre de este año. Los resultados de la compañí­a están por debajo de lo que habí­an previsto los analistas, algo que ha precipitado la caí­da de las acciones de Dell hasta mí­nimos de hace más de tres años. Estos números están muy ligados a la caí­da que ha sufrido el mercado de los ordenadores, un negocio que significa dos terceras partes de los ingresos de la compañí­a norteamericana. No parece que la salida de Windows 8 vaya a significar un cambio perceptible en su situación a corto plazo, ya que los primeros indicios hablan de una respuesta más bien tibia del mercado a este sistema.

Según los datos presentados por Dell, la compañí­a consiguió durante el tercer trimestre unos ingresos de 10.725 millones de euros, un 11% menos que lo que obtuvo en el mismo periodo del año pasado. También se cosecharon unos beneficios pobres, que cayeron un 47% respecto a 2011 y se situaron en 370 millones de euros (en los meses de julio, agosto y septiembre del año pasado se lograron 700 millones de euros). Como habí­amos adelantado, el principal motivo de esta caí­da es la mala situación del mercado de ordenadores, que está sufriendo una  importante recesión en los últimos trimestres.

Según los datos de Gartner, el segmento del PC cayó un 8,3% durante este último trimestre, afectado a la vez por la mala situación económica de mercados clave como Europa o Estados Unidos y por la inminente salida de Windows 8, que provocó que se retrasaran muchas compras a la espera de este sistema (Microsoft lo lanzó el pasado 26 de octubre). Dell vendió durante este periodo 9,2 millones de ordenadores, un 13,7% menos que en los meses de julio, agosto y septiembre del año anterior, y se mantiene en la tercera posición del mercado global.

Dell

Volviendo a los números presentados por Dell, destaca el hecho de que la principal caí­da ha llegado de la mano de la venta de dispositivos móviles como los portátiles, que ha descendido un 28% y la facturación se colocó en 2.740 millones de euros. Por otro lado, la venta de equipos de sobremesa también cayó, aunque con un descenso más moderado del 8%, hasta una facturación de 2.425 millones de euros. La salida de Windows 8 a finales de octubre y la campaña navideña no mejorará los números de la empresa, a pesar de la expectación que suele rodear los nuevos lanzamientos de los sistemas de Microsoft.

Las primeras informaciones que están llegando hablan de una adopción más lenta de lo esperado de Windows 8, y existen muchas dudas sobre el futuro que pueda tener este sistema en el campo profesional, una fuente de ingresos muy importante para Dell. Por todo ello, la compañí­a ha presentado unas expectativas para el cuarto trimestre que marcan una pérdida en los ingresos de alrededor del 13% y la necesidad de reinventar su negocio parece irreversible. El mercado se mueve claramente hacia los dispositivos móviles como smartphones y tabletas, y la mayorí­a de los grandes fabricantes están revisando sus estrategias para adaptarse a la realidad del mercado.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp