Farmville

Zynga está al borde del abismo. Esta empresa de juegos sociales alcanzó una enorme popularidad gracias al rendimiento de algunos de sus juegos en la plataforma de Facebook, sobre todo la famosa granja de Facebook que llegó a enganchar a millones y millones de usuarios. Farmville se convirtió en todo un sí­mbolo de los juegos sociales, que hací­an presagiar un crecimiento espectacular de este tipo de apps. La compañí­a trató de aprovechar esta ola para cotizar en Bolsa. Pero la caí­da en el interés por este tipo de aplicaciones y la salida de Facebook al mercado bursátil han lastrado las cuentas de la compañí­a y sus acciones han caí­do en picado.

El recorte de las previsiones económicas de esta plataforma de apps para el total del año 2012 provocó un verdadero desplome en sus acciones, que en un poco tiempo perdieron cerca de un 20% de valor. Pero hay que volver atrás para comprender la situación actual de Zynga. A través del éxito de juegos como Farmville o Mafia Wars, la empresa se presentó en el parqué de New York con la intención de aumentar su rentabilidad y aprovechar las tasas espectaculares de crecimiento que experimentaba Facebook por aquel entonces. Su salida a finales del año pasado parecí­a reafirmar esa tendencia positiva y las acciones de la compañí­a lograron situarse en un precio de 15 dólares durante el mes de marzo, mientras que su valor apenas supera los dos dólares por acción en la actualidad.

Zynga

Sin duda, gran parte del descalabro de una compañí­a que ha llegado a significar el 20% de los ingresos de Facebook ha estado precisamente en la propia red social. Y es que mientras que Zynga estuvo sola en el mercado bursátil, se convirtió en una especie de baremo sobre la situación de la plataforma social. Pero tras el anuncio de la salida a Bolsa de Facebook, comenzó un pronunciado descenso que se ha agravado en los últimas semanas. No solo por haber perdido esta posición privilegiada que habí­a mantenido durante cuatro meses, sino por el descalabro que sufrieron las propias acciones de la red por diversos factores y que ha desmontado casi por completo el entusiasmo por Facebook que se habí­a levantado.

Además, esto se une a una pérdida de interés notable de los usuarios por los juegos sociales de la compañí­a. El interés se ha desplazado mucho hacia las plataformas móviles (smartphones y tabletas), apagando en parte el brillo social que habí­a convertido a Zynga en el mayor exponente de los juegos de este tipo. Una popularidad que le llevó a amasar una base de más de 300 millones de usuarios, pero que ahora parece insuficiente para mantener a flote a la empresa de Farmville.

El último golpe que se ha llevado la empresa ha venido motivado por la salida del responsable de su juego Zynga Poker, una apuesta clave que pretende potenciar las apuestas con dinero real dentro del juego y aportar un colchón de dinero importante para volver a retomar la buena senda. Como muchas veces, la supervivencia de esta compañí­a pasará por su capacidad de crear un producto nuevo capaz de volver a enganchar a los usuarios. ¿Qué piensas sobre los juegos sociales, crees que tienen margen para crecer o, por el contrario, asistimos a su decadencia?

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp