Diez años de Mozilla Firefox

El navegador de Mozilla alcanza los diez años de vida, todo un veterano ya del panorama de Internet que se ha convertido por derecho propio en una alternativa fuerte frente a Internet Explorer y en los últimos tiempos a Google Chrome. Este programa basa gran parte de su atractivo en estar construido por completo en código fuente libre y en las aportaciones de los voluntarios, que han generado cerca de un 40% de la estructura del navegador. A pesar de que en los últimos tiempos su uso ha comenzado a caer por la ascensión imparable de Google Chrome, Mozilla tendrá una oportunidad importante de volver a escalar en el mercado de los navegadores con la aparición de Windows 8.

Durante los últimos diez años y hasta la aparición de Chrome, el mercado de los navegadores estuvo marcado por el dominio de Internet Explorer y por la alternativa que suponí­a Mozilla Firefox. Un navegador distinto gracias a su apuesta por el código libre y por la importancia que desde siempre se ha dado a la colaboración de la comunidad para mejorar el programa. Gran parte de esta colaboración se ha traducido en el porcentaje de código fuente escrito por voluntarios (un 40%), pero también en la importancia que han cobrado en el navegador los complementos creados por usuarios (hoy en dí­a existen más de 75.000).

Estos complementos vertebran una de las principales ideas que están tras este navegador: la idea de personalización. Desde que en 2002 varios desarrolladores procedentes de Netscape (antes de Firefox el principal rival de Internet Explorer) decidieran realizar un proyecto nuevo más acorde con la idea de software y código fuente libre, el navegador ha conseguido establecerse como una propuesta sólida, como marca el hecho de sus más de 3.000 millones de descargas y su uso por parte de 425 millones de usuarios. A pesar de que algunas de sus versiones se han visto aquejadas de problemas de velocidad y de consumo de recursos, en su momento más álgido se ha convertido en la plataforma favorita para uno de cada tres internautas.

Mozilla Firefox

Esta importancia se ha visto mermada tras la aparición de Google Chrome. El programa de Google se ha vuelto la referencia a nivel de modernidad y diseño, y gracias a una fuerte campaña de publicidad ha ido creciendo a un nivel constante en el mercado hasta convertirse en el navegador más utilizado del mundo. En un intento por no quedarse atrás, Mozilla decidió el año pasado adoptar la estrategia de Google de realizar actualizaciones constantes para su producto, lanzando nuevas versiones cada poco tiempo.  A pesar de los cambios evidentes que ha experimentado el navegador hacia mejor, esta adopción no se ha traducido en una mejor respuesta del público y el navegador ha descendido hasta la tercera posición del mercado.

Tras los últimos datos de StatCounter, Mozilla Firefox cuenta con una cuota de mercado del 22%, lejos del 33% de Google Chrome y del 32% de Internet Explorer. Pero su futuro parece estar asegurado, después del acuerdo de colaboración al que llegó, precisamente con Google, para que siga manteniendo su buscador como la opción principal del navegador por lo menos durante los tres próximos años. Gran parte de las miras de Firefox están puestas en el nuevo sistema operativo Windows 8, que se intenta centrar en una interfaz diferente a la de escritorio (y que traerá nuevas versiones de los navegadores adaptadas a este entorno). La compañí­a que mejor sepa aprovechar el nuevo ecosistema podrí­a robar muchos puntos del mercado.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp