El navegador de Google podrí­a haber encontrado su techo. Chrome ha marcado un descenso en su cuota de mercado por primera vez en más de dos años, y rompe una tendencia que le ha llevado a encaramarse a la primera posición del mercado. Esto, unido al crecimiento de Internet Explorer, coloca a los dos programas a menos de un punto porcentual. La guerra entre Google y Microsoft por el mercado de los navegadores vivirá un nuevo capí­tulo con la llegada de Windows 8. La adaptación al sistema de Microsoft puede ser clave para lograr el primer puesto en este mercado.

Según los datos recogidos por StatCounter, Google Chrome mantiene la primera posición del mercado aunque pierde algo menos de medio punto. En concreto, el navegador de Google pasa desde los 33,81% hasta los 33,59%. Esto significa que alrededor de uno de cada tres usuarios utilizan Chrome para acceder a Internet. Al mismo tiempo, Internet Explorer ha conseguido aumentar su cuota de mercado desde una cifra de 32,04% hasta el 32,85%, en uno de los mejores meses para la compañí­a desde hace muchos meses. La separación entre los dos navegadores se ha reducido hasta el punto que Explorer podrí­a recuperar la corona en el próximo mes, en caso de producirse otro cambio similar.

Sea como fuere, habrá que esperar un par de meses para ver si se trata de un cambio de tendencia o simplemente un hecho puntual del mercado. El tercer navegador en discordia, Mozilla Firefox, ha sido el gran perjudicado. A pesar de los esfuerzos de la fundación por actualizar su programa y volver a convertirlo en una alternativa fuerte a Chrome y Explorer (hace unos pocos dí­as Firefox presentó su versión 15, un avance considerable teniendo en cuenta que a principios del año pasado se lanzó Firefox 4), el navegador vuelve a caer y se aleja un mes más de sus rivales. Firefox cayó desde el 23,73% hasta el 22,85% (casi un punto) y confirma el mal momento del programa.

En los últimos meses, el navegador de Mozilla ha conseguido mejorar ostensiblemente dos aspectos que se le criticaban: el alto consumo de recursos y la lentitud a la hora de cargar las páginas web. Pero esta mejora no le ha servido para detener una caí­da que le ha llevado a perder alrededor de siete puntos porcentuales desde que comenzó a adoptar la estrategia de actualizaciones rápidas d de Chrome (desde abril del año pasado).

La salida de Windows 8 puede suponer una verdadera transformación en el campo de los navegadores, en el caso de que el sistema de Microsoft consiga convertirse en un éxito. La llegada de una nueva interfaz principal, que está orientada a su uso con dispositivos táctiles, provocará un cambio sustancial en los navegagores. Tanto Google, como Microsoft y Mozilla están preparando nuevas versiones adaptadas a la interfaz Metro de Windows 8. El programa que mejor sepa aprovechar las capacidades de esta plataforma contará con una ventaja competitiva muy a tener en cuenta (tampoco hay que descartar que lleguen nuevos competidores que consigan mucho éxito en poco tiempo). La respuesta llegará a partir del 26 de octubre.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp