Tablet de Windows 8

Toshiba ha anunciado que deja de desarrollar tablets con el sistema operativo Windows RT (la versión de Windows 8 para tablets con chips ARM, la plataforma que utilizan la mayorí­a de los tablets actuales del mercado como por ejemplo el iPad o los dispositivos Android). La decisión de la compañí­a japonesa viene muy influida por el lanzamiento de la tableta de Microsoft Surface con esta versión del sistema, que está arrastrando a muchas firmas a centrarse en la versión de Windows 8 para chips de Intel. A pesar de ello, la explicación oficial de la firma es la falta de algunos componentes necesarios para realizar los tablets, aunque no se ha hecho público qué componentes son los que escasean.

El lanzamiento de la tableta Windows Surface de Microsoft está levantando mucho recelo entre muchos fabricantes. En algunos casos incluso se han vertido declaraciones muy negativas sobre la capacidad de la compañí­a de fabricar tablets (como ha ocurrido desde el fabricante asiático Acer). Por lo general, se tiene miedo de que la salida del tablet pueda mermar la competitividad en un campo tan difí­cil como el de los tablets, teniendo en cuenta que existen dos plataformas (iOS y Android) que copan la inmensa mayorí­a del mercado. Esta situación ha llevado ya a varios fabricantes a abandonar la idea de lanzar tablets con la versión Windows RT para chips ARM, entre ellos un peso pesado del campo de los ordenadores como es HP.

En el caso de Toshiba, la idea que tiene la firma japonesa es reaprovechar los equipos de desarrollo que estaban inmersos en el diseño de los nuevos tablets y utilizarlos para diseñar tablets con chips de Intel (con las versiones de Windows 8 y Windows 8 Pro). A pesar de que Intel hasta ahora apenas ha tenido reflejo en el mercado de estos dispositivos tan populares, la llegada de Windows 8 puede suponer un vuelco a esta situación. La diferencia entre las versiones de Windows 8 para ARM y para Intel estarán sobre todo en que Microsoft cortará alguna de las capacidades de Windows en la versión para ARM, ya que priorizará el rendimiento energético frente a la cantidad de funciones.

Tablet con Windows 8

Por otro lado, todaví­a está por ver cómo responden los nuevos tablets de Intel con Windows 8 a la premisa de ofrecer una buena autonomí­a y ligereza de proceso, teniendo en cuenta que los chips de la compañí­a de semiconductores siempre han sido más «pesados» que los de ARM. La distancia se ha acortado bastante gracias a los últimos modelos de bajo voltaje, pero la distancia todaví­a está presente y no está muy claro la respuesta que darán los usuarios a los tablets con Windows 8. Parece difí­cil que Windows RT pueda triunfar, a pesar de los esfuerzos de Microsoft por convertir a su sistema operativo en una plataforma atractiva para usuarios de pantallas táctiles, tanto por la presencia de una versión más completa de chips de Intel como el monopolio de iOS y Android dentro de los tablets con chips ARM.

Sea como fuere, el movimiento de Toshiba no es definitivo, y la compañí­a ha afirmado que se plantearí­a desarrollar tablets con Windows RT en el futuro si las condiciones de mercado fueran favorables. Los fabricantes que sí­ lanzarán desde el principio tablets con esta versión del sistema operativo son Asus, Dell, Lenovo y Samsung, a los que se podrí­a unir algún fabricante más en las próximas semanas.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp