Por fin. Google ha completado el proceso de adquisición de Motorola después de varios meses de espera motivados por el estudio de esta compra por las diversas investigaciones a la que ha sido sometida por las autoridades regulatorias de Estados Unidos, la Unión Europea o en las últimas semanas China. El paí­s asiático era el último escollo que le quedaba a Google para poder comprar al fabricante de móviles por 8.700 millones de euros. Con la aceptación del gobierno asiático, Google completa la que es hasta la fecha la mayor adquisición de su historia y ya ha anunciado los primeros cambios que realizará en la compañí­a.

El sábado pasado, China finalmente dio su visto bueno a esta adquisición después de varias semanas de retraso. La condición que puso el gigante asiático para dar el sí­ se ha convertido en una buena noticia para el usuario. Google deberá mantener su sistema operativo móvil Android a través del formato de código libre al menos durante los próximos cinco años. Esto significa que otros fabricantes como Samsung o LG podrán seguir alojando el sistema androide dentro de sus teléfonos. No obstante, las reticencias de China parecen infundadas. A lo largo de estos años Google siempre ha mostrado la intención de integrar su sistema en el mayor número posible de terminales, una intención que comparten en realidad todos sus productos.

Unas reticencias que también ha compartido la comisión de la Unión Europea, que estudió durante varias semanas el acuerdo, para concluir que no suponí­a un peligro para la libre competencia. Y es que Android se ha convertido en poco tiempo en el sistema operativo móvil más popular del mercado, y la posibilidad de que Google se pueda aprovechar de la popularidad de su sistema para favorecer de manera predominante a Motorola respecto a otros fabricantes como Samsung o LG se ha convertido en una amenaza que podrí­a desestabilizar al mercado. A pesar de esta posibilidad, la razón principal de la compra de Motorola Mobility es su extensa cartera de patentes con la que la empresa del buscador blindará su sistema operativo de los ataques legales de otras compañí­as.

Por poner un ejemplo, Microsoft cobra dinero por más de la mitad de los móviles Android que salen al mercado; de hecho, gana más dinero con estos móviles que con su propio sistema Windows Phone. A través de las 17.000 patentes de Motorola Google podrá tener una posición mucho más fuerte en esta batalla legal en la que están enzarzados dí­a sí­ y dí­a también las principales empresas del panorama tecnológico. La compañí­a del buscador ya ha anunciado el primer cambio que sufrirá la empresa recién adquirida. El CEO deja su puesto a un ejecutivo propio. Se trata de Dennis Woodside, que hasta ahora llevaba las riendas de la empresa en la zona de América. Su relevancia dentro del organigrama de Google da fe de la importancia que puede cobrar Motorola dentro de los planes de futuro del gigante de Internet. Habrá que esperar unos meses a ver los cambios que se producen en el fabricante de móviles.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp