Bloques de Windows 8

Cada vez falta menos tiempo para que Windows 8 salga de manera definitiva (se especula con que la fecha de salida sea el 29 de octubre), y los detalles sobre el sistema operativo de Microsoft se suceden en un constante goteo. Solo hace unos dí­as os hablábamos de que este sistema contará con cuatro versiones distintas, tres para procesadores de Intel y una cuarta para la plataforma que llevaban la mayorí­a de tablets. Hoy os contamos algunos detalles que se han revelado sobre el funcionamiento de las tiles o ladrillos de la interfaz principal del sistema, uno de los cambios más notables respecto a Windows 7.

Como se puede apreciar en la imagen, Windows 8 tendrá una interfaz principal muy parecida a la que podemos encontrar en su plataforma para smartphones Windows Phone 7. Las aplicaciones y los accesos directos del sistema se colocan en la interfaz como ladrillos que ocupan la pantalla, y que posibilitan el acceso rápido a la mayorí­a de posibilidades que ofrece el sistema. Y esto vale tanto para las denominadas apps que nos bajemos de la tienda oficial de Windows como para las aplicaciones de escritorio, que también pueden estar presentes en la interfaz en forma de bloques (inanimados, eso sí­).

Una de las caracterí­sticas de algunas de las apps de Windows 8, es que sus bloques están habilitados para mostrar notificaciones en tiempo real. Así­, por ejemplo, la App de correo puede mostrar los últimos correos electrónicos que han llegado a la cuenta, o la App para utilizar el chat del Messenger y el Facebook los últimos mensajes recibidos por nuestros contactos. Pero también resulta útil en el caso de aplicaciones diferentes a las de Microsoft, como por ejemplo una herramienta que muestra los cambios entre las divisas más utilizadas en tiempo real. La intención de Microsoft es profundizar en estos aspectos para mejorar las funciones de los bloques.

Tendremos varios modos en los que los bloques o ladrillos reciben las notificaciones. Por un lado, pueden recibir las notificaciones de manera local, algo muy útil cuando las aplicaciones están corriendo en segundo plano y la información cambia en ese momento. Otra de las opciones que se manejan es que la App reciba cambios en algún momento determinado por el usuario o la propia aplicación. Este puede ser el caso de la App de calendario cuando se acerca alguna fecha marcada en el mismo, o bien cuando se haya marcado un periodo concreto de actualización. Además, los bloques también podrán recibir información a través de la red incluso en el caso de que no estén ejecutándose.

Una opción muy interesante que se está trabajando para implantarla es la de anclar bloques a la barra de tareas del escritorio de Windows 8 (hay que recordar que el escritorio se convierte en una App más del sistema). De este modo recibiremos notificaciones de las aplicaciones mientras estemos utilizando el escritorio y podremos acceder a las apps sin tener que dar el paso intermedio de volver a la interfaz Metro.

Para llevar a cabo este artí­culo hemos utilizado un portátil Acer Aspire Ethos 8951G, uno de los portátiles más potentes que hay en el mercado y que cuenta con un procesador Intel Core i7-2630QM con cuatro núcleos de procesamiento y una potencia de 2 GHz por núcleo. Además, este equipo tiene 16 GB de RAM y una tarjeta gráfica Nvidia GeForce con 2 GB de memoria dedicada.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp