Truco para Windows 7

Buceando en la red se pueden encontrar una gran cantidad de trucos para mejorar el rendimiento y algunas caracterí­sticas para Windows 7, el sistema operativo más utilizado del mercado. Algunos más complejos y que tocan funciones de Windows que pueden resultar peligrosas si no se toman precauciones, y otras más sencillas y de fácil acceso que mejoran algunos puntos concretos de este sistema operativo, como por ejemplo elegir la carpeta que se abre por defecto al ejecutar el explorador de Windows. Hoy te traemos un truco para incluir en el menú de inicio una opción que no aparece activada ni en Windows Vista ni en Windows 7.

Se trata de la opción ejecutar que aparecí­a en Windows XP, pero cuyo lugar en el menú de inicio se ha reemplazado por la barra de búsqueda rápida de Windows. Si también queremos añadir el comando ejecutar al menú, solo hay que seguir una serie de pasos sencillos que nos llevarán poco tiempo. En primer lugar, se hace click con el botón derecho sobre la barra de herramientas (la barra que aparece normalmente en la zona inferior de la pantalla). Después, se aprieta sobre “propiedades”.

Cómo introducir el comando ejecutar en el menú de inicio de Windows 7

Desde ahí­ se accede a la pestaña del menú de inicio. Dentro, se hace click sobre el botón de “personalizar”, que nos abrirá una larga lista con muchas opciones interesantes para personalizar nuestro menú de inicio. Antes de relatar algunas de ellas, para que el comando ejecutar aparezca dentro del menú se debe habilitar la opción “Comando ejecutar”. Después, basta con aceptar en las dos ventanas que estaban abiertas y el comando ya aparecerá dentro de los ví­nculos de la derecha del menú, junto a los documentos, las imágenes o la música.

Además de la opción de activar el comando ejecutar, esta pestaña de personalización del menú de inicio cuenta con otras opciones interesantes como “conectar a”, que crea un ví­nculo directo con la lista de conexiones a Internet disponibles, o cambiar el tamaño de los iconos desactivando la opción “usar iconos grandes”. En definitiva, se trata de un truco sencillo para poder contar con el comando ejecutar en el menú de inicio,  una inclusión que puede resultar útil para ahorrar unos segundos.