Gianfranco Lanci fue, durante cerca de seis años, la figura más importante de la compañí­a Acer y uno de los artí­fices para que la empresa taiwanesa haya llegado a competir con HP por el liderazgo del mercado de ordenadores. Su salida de la compañí­a fue una sorpresa para todos, a pesar de que la sintoní­a entre el CEO y presidente corporativo de Acer y la junta directiva no pasaba por su mejor momento.

Ahora, el directivo ha concedido varias entrevistas en Estados Unidos (Reuters y AllThingsD) e Italia (MF-Milano Finanza) en las que habla de los motivos de su salida de Acer y del futuro del mercado de los ordenadores y de los tablets. Según Gianfranco Lanci, la situación del mercado de ordenadores ha comenzado a cambiar radicalmente con la aparición de diversas plataformas de hardware y software. Se refiere a los tablets y los sistemas operativos para pantallas táctiles. Unos nuevos agentes, que están alertando sobre el final del «duopolio de Microsoft e Intel», que durante casi 30 años han establecido las reglas y las bases del mercado.

Con la aparición de smartphones y tablets, se hací­a necesario «invertir de manera decidida en la integración entre hardware y software, y no solo en la parte hardware del producto. La competencia necesaria para este cambio no podí­a reparar solo en Taiwan, de siempre especializada en fabricar componentes, sino que también debe recaer en paí­ses como China, India y Rusia«.

Como también explicó en otra entrevista hace unos dí­as a Mobilized, la compañí­a necesitaba pasar de 300 o 400 ingenieros a 1000 ingenieros que trabajaran en la integración de la empresa en el mundo de los tablets, y esto «no era posible en Taiwan». «Tení­amos que ir fuera de Taiwan, ya fuera en China, India o incluso Estados Unidos y Europa, donde fuera que hubiera recursos de software y conocimientos de cómo hacerlo«.

Según se desliza de las palabras de Lanci, el principal problema que tuvo con algunos miembros de la junta directiva era precisamente en este punto, ya que desde algunos sectores se veí­a esta decisión como una «destaiwanización» de la compañí­a, muy ligada al panorama tecnológico taiwanés. Pero según explica el ex CEO de Acer en declaraciones a Reuters, si la compañí­a continúa centrando sus miras en la producción desde Taiwan, «caerán del top 3» (de los fabricantes de ordenadores, se entiende). Mientras, desde la empresa se responde, también en declaraciones a Reuters, que la globalización siempre ha sido un objetivo principal de Acer y que no es cierto que haya una lucha de conceptos dentro de la compañí­a entre taiwanización o destaiwanización.

Gianfranco Lanci también declaró en la entrevista al medio italiano que existe en Acer una estructura inadecuada para hacer frente al futuro, ya que la mayor participación en la empresa la tiene un fondo de inversiones con solo cerca del 10%, y que no tiene una participación activa en las decisiones de la misma. De hecho, «la familia del fundador, Sten Shi, controla poco más del 4% del capital«. Lanci abogó durante varios meses por la revisión de la estructura de Acer (algo que se ha llevado a cabo, con la creación de una unidad dedicada enteramente a los tablets y a los smartphones).

En cuanto al futuro del mercado de la tecnologí­a, Lanci cree que los mejor posicionados para hacerle frente son HP, Samsung y Dell (siempre y cuando potencie el segmento del consumidor) así­ como Acer si consigue cambiar rápidamente. El ex CEO de Acer también habló sobre la salida de Windows 8, al que le otorga un gran futuro al poder funcionar con procesadores ARM (los mismos que utilizan smartphones y tablets). Sobre todo, será «ideal para el uso profesional, en el que la gente está habituada a pensar en un entorno Microsoft«.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp