73847576TH007_Iran_Enrichme

Y es que cuando el rí­o suena”¦ La agencia oficial de noticias iraní­ ha confirmado la presencia de un gusano en la principal planta nuclear del paí­s. Se trata de Stuxnet, un troyano muy sofisticado del que os hablamos hace pocos dí­as con un objetivo muy concreto: espiar y sabotear sistemas que se encargan de gestionar procesos industriales. Su complejidad era tal que los rumores apuntaban a que hubiera sido creado especí­ficamente para sabotear el programa nuclear iraní­.

Y ahora llega el momento de comenzar a tomar muy en serio estos rumores, ya que su presencia confirmada en la mayor planta nuclear iraní­ y el retraso de la apertura de otra planta en Bushehr (una región del suroeste del paí­s) son indicios más que suficientes para empezar a sospechar. Algunos analistas incluso colocan ya como creadores de este gusano a Estados Unidos o a Israel, paí­ses que tienen los motivos y la tecnologí­a necesaria para crear semejante amenaza.

Hay que recordar que Stuxnet fue creado mezclando varios lenguajes de programación como C++, algo muy poco habitual en el diseño de este tipo de malware. Pero en lo que no tiene parangón el gusano Stuxnet es en el hecho de que se aprovecha de forma simultánea de cuatro vulnerabilidades de los sistemas Windows.

Stuxnet fue encontrado en el mes de julio. En un primer momento se pensó que su medio de propagación era a través de memorias USB. Sin embargo, después se encontró que también podí­a aprovecharse de una vulnerabilidad a través de las impresoras. La agencia oficial iraní­ comunicó que la presencia del gusano no habí­a producido daños graves en las instalaciones. Habrá que ver si en las próximas fechas surgen nuevos ataques de este peligroso gusano.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp