Grupo Telefónica

La Comisión Europea ha decidido multar a Telefónica por considerar que vulneró las leyes de la competencia al pactar con Portugal Telecom que las dos compañí­as no competirí­an en el mercado nacional de cada una (Telefónica en Portugal y Portugal Telecom en España). La empresa de telecomunicaciones española deberá pagar 66 millones de euros tras la investigación de la Comisión Europea, aunque ya ha anunciado que interpondrá un recurso por una decisión que considera injusta. El alegato de Telefónica consiste en que nunca trató de esconder el acuerdo y que éste nunca se llevo a cabo.

En los últimos años la Comisión Europea ha ejercido una labor importante en la vigilancia de las leyes de la competencia. Sin duda, la investigación más mediática de los últimos tiempos es la que afecta a Google y sus prácticas en el buscador. Se espera que en las próximas semanas la Comisión determine su decisión sobre este asunto, que todo indica que incluirá una multa millonaria para el gigante de Internet. Volviendo a la multa que ha establecido para Telefónica, el comienzo de esta investigación se produjo tras un acuerdo al que llegó la empresa de telecomunicaciones con su homónimo portugués, Portugal Telecom.

Durante 2010, las dos compañí­as decidieron que Telefónica se harí­a con la propiedad í­ntegra de la empresa de telecomunicaciones brasileña Vivo (hasta entonces habí­a estado participada por las dos empresas). Vivo cuenta con más de 45 millones de clientes en el paí­s sudamericano, y supone una importante fuente de ingresos para el Grupo Telefónica. Como parte de este acuerdo, existí­a una claúsula por la que Telefonica y Portugal Telecom decidieron que no competirí­an entre ellos en el territorio de la pení­nsula ibérica.  No obstante, la Comisión Europea considera que este tipo de acuerdos vulneran las leyes de la competencia, y comenzó una investigación.

Portugal Telecom

Este movimiento provocó que las dos empresas decidieran desechar ese acuerdo en febrero de 2011. Tras la investigación, la Comision Europea ha determinado que Telefónica deberá pagar en forma de multa 66,8 millones de euros. Por su parte, el castigo para Portugal Telecom será inferior, de 12,2 millones de euros. La compañí­a española ya ha anunciado que recurrirá la decisión de la Comisión Europea ya que lo considera un castigo improcedente. El argumento de la empresa de telecomunicaciones española es que a pesar de que la clausula del contrato existí­a, estaba sujeta a una comprobación de la legalidad de la misma y nunca se llegó a poner en funcionamiento.

Además, defiende que se trata de un acuerdo que era de conocimiento público y que no hubo en ningún momento un intento de ocultación del mismo. Sea como fuere, el comisario de Competencia y vicepresidente de la CE, Joaquí­n Almunia, ha recordado que la Comisión no tolerará “prácticas anticompetitivas por parte de los operadores históricos para proteger sus mercados nacionales, ya que perjudican a los consumidores y retrasan la integración del mercado único de telecomunicaciones al que aspira la Unión Europea”.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp