Nuevo capí­tulo en la guerra que mantienen Microsoft y Google para hacerse con el primer puesto en la mayorí­a de los segmentos de la tecnologí­a. Una guerra que no siempre se ha destacado por la limpieza en los movimientos de una y otra empresa, que han utilizado todos los medios a su alcance para desestabilizar al rival. En esta ocasión, Google ha reconocido públicamente que bloqueó deliberadamente el acceso a los usuarios de Windows Phone 8 a sus mapas, un movimiento polémico que ha levantado muchas crí­ticas y que ha hecho que la compañí­a deba dar marcha atrás.

Se trata de un caso muy extraño y controvertido. La polémica comenzó cuando varios usuarios alertaron de que no podí­an acceder a Google Maps desde el navegador integrado en Windows Phone 8, el Internet Explorer en su versión móvil. En vez de ello, se veí­an redirigidos automáticamente a la página general de búsquedas Google.com. La compañí­a del buscador se apresuró en responder afirmando que el motor de este navegador no era lo bastante potente como para renderizar Google Maps, y que se estaba redirigiendo a los usuarios para que por lo menos pudieran realizar búsquedas locales.

Claro que de inmediato llegó la respuesta por parte de Microsoft, que desmonta por completo el argumento de Google. La compañí­a de software explicó que Internet Explorer utiliza el mismo motor de renderización tanto en la plataforma móvil Windows Phone 8 como en la versión para el sistema operativo Windows 8 en PC y tablets, y en éste último se puede acceder sin problemas a Google Maps. Así­ las cosas, Google no tuvo más remedio que rectificar su posición en este asunto y confesar que habí­a bloqueado deliberadamente el acceso a sus mapas desde esta plataforma.

La nueva explicación que se ha dado desde la compañí­a es que en el último test que realizaron la experiencia de uso que se ofrece desde Windows Phone no es satisfactoria y no está al nivel que quiere Google para su plataforma (un nivel que sí­ alcanza por ejemplo el navegador Firefox para este sistema). Eso sí­, también se ha afirmado que han evidenciado mejoras en el navegador de Microsoft y que volverán a restablecer pronto el acceso a Google Maps desde Windows Phone.

Sin duda, estamos ante un movimiento en falso de la compañí­a poco comprensible y negativo para la imagen de la compañí­a, sobre todo después de que el pasado septiembre sufriera un movimiento similar por parte de Apple y sus mapas (la empresa de la manzana decidió desterrar temporalmente a Google Maps de la última versión de su sistema para iPhone e iPad). Aunque Google ha querido descartar la idea de que este movimiento es una forma de limitar el acceso a sus productos a través de plataformas de la competencia, este caso despierta muchos recelos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que Google mantiene con plataformas móviles de la competencia una polí­tica de no realizar aplicaciones nativas con sus productos. Muchos analistas coinciden en que los mapas son una de las herramientas que mayor desarrollo tendrán durante 2013 y en los próximos años. Los más fuertes en este campo son Google con Maps y Nokia, que cuenta con una presencia muy importante en el campo de la automoción.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp