Sin duda, uno de los mayores focos de infección de virus de los últimos años son las memorias USB. Estos pequeños y útiles dispositivos para transportar archivos se han convertido en un arma muy poderosa para entrar en los ordenadores de los usuarios, o bien en las redes empresariales que en ocasiones no son capaces de defenderse de estas incursiones exteriores. Uno de los modos de ataque más comunes de los programas maliciosos que están contenidos en las memorias USB es haciendo uso de la función de reproducción automática de Windows (el famoso Autorun). Te contamos como anular esta función del sistema de Microsoft.

Pese a la utilidad de esta caracterí­stica, en muchas ocasiones se puede convertir en un verdadero peligro ya que no es necesario que el usuario ejecute ningún archivo para terminar infectado. Basta con que meta la memoria USB en el sistema y salte la reproducción automática. De hecho, hace un año y pico salió a la palestra un peligroso troyano que se aprovechaba de esta función, y que llevó a varias empresas de seguridad a lanzar herramientas para bloquear el Autorun.

No obstante, hay un modo de bloquear esta capacidad a través de la configuración de Windows. Para llevarlo a cabo, tenemos que abrir la herramienta ejecutar (en Windows XP aparece en el menú de inicio, en Windows 7 podemos apretar la combinación de la tecla de Windows más la letra “R”. Después, tecleamos el comando “Gpedit.msc”. Hay que seguir la ruta “Configuración del Equipo”, “Plantillas Administrativas”, “Componentes de Windows” y después “Directivas de Reproducción Automática”.

En este paso es necesario apretar con el botón derecho en la opción “Desactivar reproducción automática” y después “Editar”. En la nueva ventana hay que asegurarse que en el formulario superior esté seleccionada la caracterí­stica “Habilirada” y después en el recuadro inferior del mismo lado de la izquierda aparezca la opción “Todas las unidades”. Después apretamos sobre “Aceptar” y ya deberí­a estar desactivada la reproducción automática. Para comprobarlo basta con introducir en el ordenador una memoria USB.

El problema con el que contamos a la hora de realizar estos pasos es que Gpedit no está disponible en las versiones Windows 7 Home Starter y Windows 7 Home Premium. Desde el blog Opensys, nos ofrecen la posibilidad de instalar esta herramienta para configuración avanzada de Windows. Tras realizar la instalación, es necesario reiniciar el equipo y realizar los pasos que hemos relatado de manera normal. Desgraciadamente, este programa no funciona en las versiones de Windows de 64 bits.

En caso de no querer instalar el Gpedit desde una fuente externa o , también existe la posibilidad de optar por alguna de las herramientas para inutilizar la reproducción automática que han lanzado al mercado unas cuantas empresas de seguridad. Por ejemplo contamos con USB Vaccine en el caso de Panda Antivirus o USB Immunizer en el caso de BitDefender. En definitiva, son solo algunas de las formas en las que podemos defender al equipo de la amenaza que suponen los virus a través de las memorias USB.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp