Samsung ha comprado una división del fabricante británico de chips CSR. En concreto, se trata de la unidad especializada en tecnologí­a de conexión móvil y de localización para dispositivos como móviles y tabletas. Con esta compra, Samsung fortalecerá el desarrollo de sus chips orientados a los smartphones y tabletas Samsung Galaxy. De paso, otro de los motivos importantes detrás de la compra es la adquisición de un puñado de patentes cruciales para este tipo de tecnologí­as que están en pleno desarrollo. La compañí­a asiática pagará alrededor de 250 millones de euros por hacerse con esta parte de CSR y entrará en el accionariado de la compañí­a, además de reforzar su plantilla con una parte extensa de los ingenieros de la empresa británica.

Uno de los puntos clave de esta compra están en las 21 patentes de CSR que pasarán a formar parte de la cartera de Samsung, una adquisición que ayudará a la compañí­a asiática a hacer frente a la guerra de patentes que están llevando a cabo las principales compañí­as tecnológicas (y en general muchas industrias). Pero también resulta importante la intención de Samsung de invertir en la mejora de tecnologí­as de conectividad como Bluetooth, WiFi o GPS integradas en sus chips móviles. La empresa se ha comprometido a contratar 300 empleados de la plantilla de CSR para que colaboren en el área de Investigación y Desarrollo. En breve, prevé mejorar también la rapidez con la que lanza este tipo de procesadores al mercado para adaptarse al altí­simo ritmo de desarrollo que existe en el mundo de los smartphones y los tablets.

Esto supondrá cerca de una cuarta parte de la plantilla de CSR dedicada a la investigación y al desarrollo. El 75% restante de la plantilla continuará desarrollando tecnologí­as en áreas con mucho margen de crecimiento como voz y música, info-entretenimiento para automoción, localización interior, imagen y Bluetooth Smart. Esta última tecnologí­a consiste en utilizar las capacidades de la última generación de la tecnologí­a Bluetooth para crear diversas soluciones de poco consumo energético que se puedan utilizar en campos como la medicina o la seguridad.

Además de comprar una parte de las tecnologí­as que está desarrollando CSR, Samsung también se ha comprometido a invertir 27,6 millones de euros para comprar un 4, 9% de las acciones de la compañí­a británica. La idea de la compañí­a coreana es la de poder ofrecer soluciones completas a través de sus chips que puedan competir en ventaja frente a sus principales competidores, como son NVIDIA o Qualcomm. El caso de Intel es especial, ya que la empresa de chips cuenta con unos recursos y una capacidad muy grande, pero todaví­a no ha logrado internarse de manera significativa en el mundo de los dispositivos móviles.

Samsung cuenta con una buena posición en el mercado, gracias al genial rendimiento que están logrando sus móviles y smartphones (es el lí­der del mercado en los dos campos). La compañí­a surcoreana es consciente de que el segmento móvil se mueve a una velocidad de vértigo y no quiere quedarse atrás con el desarrollo de nuevas tecnologí­as. Se espera que el acuerdo alcanzado con CSR se cierre definitivamente en el último tramo de este año, tras pasar por el visto bueno de las autoridades regulatorias y de los inversores de la compañí­a británica.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp