SSD profesionales de PNY

El segmento de los discos SSD está en plena ebullición. Los fabricantes tratan de posicionarse en un mercado muy competido que cuenta con un gran recorrido (no en vano, se espera que con el tiempo estos dispositivos de almacenamiento remplacen a los tradicionales discos duros). Una de las empresas que está apostando por desarrollar este tipo de discos es PNY, que ha lanzado al mercado una gama de SSD orientada al campo profesional de hasta 240 GB de tamaño y unas velocidades de lectura y escritura interesantes. Sus precios se sitúan en el rango en el que se mueven otros competidores de altura (100 euros en el caso de la tarjeta de 120 GB y 210 euros en el caso de la tarjeta de 240 GB).

Las tarjetas profesionales de la empresa PNY cuentan con la interfaz SATA de 6 Gbps y un tamaño de 2.5”. A través del controlador SandForce SF 2281 (y el controlador SandForce SF 2282 en el caso de la tarjeta de mayor tamaño) las tarjetas de PNY consiguen unas velocidades de hasta 520 MB/s de escritura y 550 MB/s de lectura y una velocidad de entrada y salida de 60.000 I/O.

Las capacidades de estos dispositivos de almacenamiento sólido son de 120 GB y 240 GB (la versión de 480 GB está descatalogada). Estas tarjetas están pensadas para ofrecer un buen rendimiento tanto para profesionales como para usuarios que quieran logran un buen rendimiento con sus ordenadores a la hora de correr aplicaciones y juegos.

El gran problema de los discos SSD hoy en dí­a está en su precio. A pesar de que durante el último año su coste se ha reducido casi a la mitad (tomando como medida un importante número de modelos como los Serie 830 de Samsung o los Serie 520 de Intel), todaví­a estamos ante un incremento de aproximadamente diez veces el precio medio con el que cuentan los discos duros. Sea como fuere, se espera que la diferencia se siga reduciendo en los próximos años, gracias al impulso que están teniendo las tarjetas SSD tanto en los tablets como cada vez más en los ordenadores.

PNY SSD profesional

La salida del iPad en 2010 supuso un impulso muy importante para las tarjetas SSD. El éxito de los tablets provocó la reacción de Intel, que apadrinó la salida de los ultrabooks, nuevos portátiles muy finos y potentes en los que la tarjeta SSD es una pieza clave para mejorar su rendimiento. La popularidad creciente de tablets y ultrabooks está acelerando el proceso de adopción de las tarjetas.

Los dispositivos SSD cuentan con varias caracterí­sticas que las colocan por encima de los discos duros. En primer lugar, gracias a ellos se pueden alcanzar velocidades de acceso a disco y de arranque del sistema notablemente superiores a las de los discos duros. Además, al no contar con partes fí­sicas que produzcan rozamiento la fiabilidad de los discos es superior, lo mismo que el tiempo de vida de las tarjetas. Eso las convierte en una opción muy interesante para las empresas que necesiten almacenar datos sensibles.

Los precios de las SSD profesionales de PNY son de 100 euros para la versión de 120 GB y de 210 euros para la versión de 240 GB.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp