La firma canadiense RIM atraviesa uno de sus momentos más difí­ciles desde hace mucho tiempo. La popular firma de las BlackBerry lleva varios trimestres anunciando unas ventas decepcionantes, y en el último trimestre computado la firma bajó las ventas de sus teléfonos inteligentes desde las 14 millones de unidades a las 11 millones, acelerando un proceso de restructuración que aligerará considerablemente la plantilla de empleados de la firma en los próximos meses. Los despidos ya han comenzado, provocando que el valor de sus acciones en Bolsa vuelva a caer y caigan por debajo de la barrera de los diez dólares por acción.

Pero las malas noticias nunca vienen solas. Celestica, una de las empresas que trabajaban con RIM para suministrarle los componentes con los que fabrica sus móviles, ha decidido dejar de colaborar con la empresa canadiense. Una muestra más del convulso momento que vive la compañí­a. Muchos analistas se atreven a barajar la idea de que RIM desaparezca como empresa independiente en poco tiempo, y los rumores de compra se están sucediendo de manera periódica.

Aunque, de momento, los responsables de la compañí­a se han desmarcado de esta posibilidad y han afirmado que apostarán por los nuevos terminales con el sistema operativo BlackBerry OS 10 como un modo de devolver a la firma a la senda de los resultados positivos. No obstante, el lanzamiento de los nuevos terminales y del sistema operativo móvil se ha retrasado de manera incomprensible, uno de los motivos que explican la bajada en las ventas de las BlackBerry.

Uno de los pasos a los que parece abocado el fabricante es el abandono progresivo de los teclados que han hecho famosos a sus terminales por la adopción progresiva de pantallas táctiles. Una tendencia del mercado que se ha sentido también en el campo empresarial, en el que la irrupción del iPhone ha comenzado a eclipsar el dominio de BlackBerry. Aun así­, los responsables de la empresa anunciaron su intención de volver a centrarse en el campo empresarial, tras una incursión frustrada al campo del consumo. En su momento, la posibilidad de enviar mensajes gratis entre terminales BlackBerry supuso un boom de estos teléfonos entre el público joven. Pero con la llegada de la app de mensajerí­a WhatsApp el BlackBerry Messenger perdió relevancia.

Los problemas de RIM no están solo en su lentitud para lanzar al mercado sus nuevas apuestas ni la dura competencia que suponen Android o el iPhone, sino también en su propia estructura interna. Las tensiones en el interior de RIM han sido constantes en los últimos años. Uno de los casos más sintomáticos de esta situación de desconfianza interna se provocó cuando los propios accionistas de RIM decidieron denunciar a la empresa por considerar que se les habí­a ocultado información importante.

En definitiva, una situación grave de la que es difí­cil que la compañí­a pueda salir con buen pie, al menos a corto plazo. Todo indica que los recortes de personal se seguirán sucediendo en los próximos trimestres, en un intento por devolver la salud financiera a una compañí­a maltrecha.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp