Crí­tica. La situación de la compañí­a canadiense RIM, la popular fabricante de los smartphones BlackBerry, es muy delicada después de que salieran a la luz l0s resultados económicos de su último trimestre fiscal.o En este tiempo los ingresos cayeron una cuarta parte si lo comparamos con el mismo periodo del año pasado y la compañí­a registró una pérdida neta de cerca de 100 millones de euros. Los anuncios de cambio no se han hecho esperar: varios de los directivos más importantes de la compañí­a abandonarán el barco y se prevén nuevos cambios de timón durante los próximos meses. Además, RIM volverá a centrarse en el mercado empresarial.

Echando un vistazo a los resultados de la compañí­a (el cuarto trimestre fiscal de 2012 de RIM terminó el 3 de marzo de este año) nos encontramos con que el fabricante canadiense ha conseguido vender 11,1 millones de terminales BlackBerry (un 21% menos de ventas de terminales inteligentes) y 500.000 tablets BlackBerry PlayBook. Unos números por debajo de lo esperado y que vuelven a colocar en el punto de mira a una empresa que no ha sabido enfrentarse, al menos de momento, a los cambios que se han producido en el mercado. Y es que la firma canadiense ha tardado demasiado tiempo en tratar de dar un salto de calidad con los nuevos terminales BlackBerry, que incorporan un sistema operativo renovado y algunos de los cuales han optado por una pantalla táctil (e incluso se han olvidado del sempiterno teclado).

Mención aparte merece la tableta BlackBerry PlayBook. Un dispositivo que apareció con la intención de contentar al mercado del consumidor y al mercado del profesional pero que salió a la palestra sin un servidor de correo nativo, uno de los puntos fuertes del mundo BlackBerry y que lastró de forma definitiva sus ventas. De hecho, RIM tuvo que destinar cientos de millones en costes derivados del almacenamiento de las PlayBook que no se pudieron vender.

Volviendo a los resultados económicos de la compañí­a, sus ingresos han caí­do un 25% respecto al mismo periodo del año pasado, para contabilizar cerca de 4.200 millones de euros. La caí­da fue del 68% en los ingresos provenientes de los dispositivos, un 27% en el caso de los servicios de RIM y un 5% en el software. La pérdida neta que se ha producido en este periodo es de alrededor de 100 millones de euros.

Esta situación ha llevado a una reestructuración profunda de la cúpula directiva. Varios pesos pesados abandonan la empresa, entre ellos uno de los cofundadores y presidente de RIM, Jim Balsillie, y también el director de tecnologí­a (CTO) y el director de operaciones (COO). Así­ las cosas, el actual CEO de la compañí­a ha anunciado un cambio de estrategia de la compañí­a a través de la vuelta a su negocio principal, el mercado empresarial. Eso no significa que se abandone por completo el mercado del consumidor, pero RIM dejará a un lado sus esfuerzos para conquistar este mercado en el que se habí­a introducido en los últimos años gracias al repentino éxito que consiguió con su BlackBerry Messenger entre los jóvenes.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp