IPv6 en empresas

La llegada del nuevo protocolo de direcciones IP a Internet, el IPv6, está suponiendo un cambio generacional muy grande, aunque su repercusión en el rendimiento será mí­nima. Las direcciones IP son algo así­ como la identidad digital que reciben todos los dispositivos y las páginas web en la red. El problema con el anterior sistema de direcciones IPv4 es que las direcciones disponibles se han agotado ya en algunas zonas del mundo, lo que ha provocado la necesidad de cambiar de protocolo para aumentar las direcciones hasta un número casi ilimitado. Stonesoft ha elaborado una serie de consejos para implementar este nuevo protocolo en el entorno empresarial con seguridad.

El primero de los consejos estriba en modernizar la red existente de la empresa y actualizarla para que quede limpia de elementos inservibles. Esta es la mejor forma de poder realizar la transición sin problemas. En segundo lugar, se aconseja realizar una introducción gradual de IPv6. Se toma como ejemplo las Administraciones Públicas de España, que llevan trabajando en la adopción de este sistema durante algo más de media década, aunque en el caso de las empresas un plazo lógico estarí­a en seis meses o un año, dependiendo del tamaño de la organización.

IPv6 en las empresas

El siguiente consejo afecta al aspecto de la seguridad y consiste en mantener fiabilidad de la red a través de una inspección de los tuneles. Esto incluirí­a la revisión de todo el tráfico que corre a través del protocolo IPv6, incluyendo aquella que utiliza los paquetes IPv4. Además, también resultarí­a necesario fortificar las puertas de entrada de los túneles a través de la autenticación. Otro de los puntos respecto a la seguridad que hay que tener en cuenta es la ya existencia de ataques maliciosos. Los cibercriminales ya se valen de estrategias para introducirse dentro de las redes empresariales que adoptan este sistema de direcciones.

Hay que extremar las precauciones con la utilización de herramientas de seguridad actualizadas. Además, hay que vigilar a los proveedores que afirman que sus redes son compatibles con el nuevo protocolo IPv6, ya que muchas veces esta modernización puede ser incompleta. Se debe tratar de encontrar aquellos proveedores que cuenten con certificación externa. Dentro de las medidas de seguridad, una de las obviedades para manejar de manera correcta la transición e instauración de una red IPv6 es informarse acerca del tema. Como el protocolo IPv6 lleva desarrollándose más de una década, existe mucha información tanto en Internet como en forma de libros.

Otro de los consejos de seguridad que se ofrecen desde Stonesoft es el hecho de apagar las capacidades IPv6 cuando no se estén utilizando para minimizar las posibilidades de que se produzcan brechas de seguridad. La empresa llega a aconsejar la inversión de una herramienta capaz de apagar estas capacidades de manera global. En último lugar, se recomienda aprender la sintaxis propia de IPv6 para crear filtros de tráfico. En definitiva, se trata de consejos generales que hay que tener en cuenta en el momento de establecer esta transición hacia el nuevo protocolo.