La telefoní­a móvil ha registrado la mayor caí­da mensual en España desde que se registran los datos desde la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones. El mes de abril ha supuesto una verdadera criba en uno de los mercados tecnológicos más destacados del panorama español. Los dos operadores más importantes del parqué de la telefoní­a móvil española han sufrido un descenso notable en el número de lí­neas (sobre todo en las lí­neas de prepago). El motivo de esta caí­da pronunciada está directamente relacionado con la decisión de Movistar y Vodafone de dejar de subvencionar los nuevos terminales.

Esta decisión ha provocado que los dos principales operadores de nuestro paí­s pierdan 367.000 lí­neas y 189.000 lí­neas respectivamente. Orange, por su parte, que ha decidido mantener la polí­tica de subvencionar los móviles de los usuarios que decidan hacer una portabilidad para cambiar de operador, cierra el mes de abril con un saldo positivo de 17.700 lí­neas. El otro operador del mercado, Yoigo, también ha conseguido aumentar sus lí­neas en casi 1.500 nuevas. Los más beneficiados por la situación han sido sin duda los operadores virtuales OMV, aquellos operadores que no cuentan con una red propia sino que aprovechan las redes de Movistar, Vodafone y Orange.

Este tipo de operadores se han aprovechado de este panorama de la telefoní­a móvil para conseguir 158.000 nuevas lí­neas a lo largo del mes de abril. No obstante, el parqué español se ha visto reducido en más de 300.000 lí­neas durante el mes. Curiosamente, la caí­da de las lí­neas no se ha producido tanto en las tarjetas que van asociadas a un contrato (27.500 lí­neas menos) como en el caso de las lí­neas de prepago, con casi 300.000 lí­neas perdidas. El motivo de esta diferencia está, en primer lugar, en el hecho de que tanto Movistar como Vodafone hayan decidido retirar también sus ofertas de tarjetas SIM de prepago asociadas a un terminal de gama baja a un bajo coste, y también en el hecho de que las tarjetas unidas a contrato cuentan con un periodo de permanencia que va a provocar que la marcha de clientes se produzca de forma escalonada.

Otro de los campos que ha sufrido un descenso en el mes ha sido el de las tarjetas asociadas a datos móviles, que acumula una caí­da de casi 230.000 lí­neas en los cuatro primeros meses del año. Si nos fijamos en los datos totales, el panorama móvil en España arroja un mercado bastante saturado con 55,2 millones de lí­neas (lo que supone una media de 1,17 lí­neas por habitante). El único campo que mantiene el crecimiento en abril es el de la banda ancha.

Las conexiones a Internet crecieron un 3,6%, o lo que es lo mismo, 24.600 lí­neas nuevas. En total, el parqué español de la banda ancha cuenta con 11,27 millones de lí­neas. Esto marca una penetración de 24,4 lí­neas por cada 100 habitantes. Lo más probable es que la caí­da del mercado de la telefoní­a móvil continúe en los próximos meses, aunque de manera más débil.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp