El mercado de los smartphones en la actualidad se ha convertido prácticamente en una cuestión de elegir entre uno de los sistemas operativos dominantes del mercado: el Android de Google o el iOS de Apple. Dos apuestas diferenciadas que se han convertido en los grandes rivales del mercado. Entre los dos contabilizan más de ocho de cada diez teléfonos inteligentes que se vendieron en el mercado durante el primer trimestre de 2012. Así­ las cosas, parece difí­cil que pueda haber una tercera ví­a fuerte en poco tiempo, teniendo en cuenta el declive de BlackBerry en los últimos tiempos y la lenta adopción de Windows Phone por parte de los usuarios, a pesar de que ha recibido muchas crí­ticas positivas  a lo largo del globo (la última de ellas la de todo un peso pesado como Steve Wozniak, el cofundador de Apple).

Sea como fuere, Android se ha convertido por derecho en el gran dominador del mercado. La oferta de Google ha sabido encandilar al público, y el hecho de que se pueda encontrar una gran variedad de terminales en el mercado de todo tipo (desde terminales muy asequibles hasta auténticas estrellas como el Samsung Galaxy S3) le ha permitido crecer de una menera espectacular en los últimos años. Según los datos de IDC, Android cerró el primer trimestre de 2012 con una cuota de mercado del 59%, comparado con el 36% que consiguió en el mismo periodo del año pasado.

Gran parte de esta capacidad del sistema de Google de colonizar el mercado ha venido gracias al respaldo de Samsung. El fabricante surcoreano ha supuesto el 45% de las ventas totales de smartphones con Android, con ofertas muy variadas como el Samsung Galaxy S3 o el Samsung Galaxy Note dentro de los terminales de gama alta o teléfonos inteligentes más asequibles como el equilibrado Samsung Galaxy Ace.

El gran rival de Android en este segmento es Apple, a través de su teléfono estrella el iPhone. Durante los meses de enero, febrero y marzo la compañí­a de la manzana casi consiguió doblar sus ventas de teléfonos inteligentes, hasta las 35 millones de unidades. Con ello, ha logrado una cuota de mercado del 23%, frente al 18% del mismo periodo del año anterior. En tercer lugar se encuentra el sistema operativo de Nokia, Symbian, con un porcentaje del 6,8%. Debido a la decisión de la compañí­a finlandesa de apostar por el sistema operativo de Microsoft, Windows Phone, el descenso en las ventas de smartphones con Symbian ha sido muy alto.

Precisamente Windows Phone ha logrado escalar débilmente en el mercado gracias a las ventas de los primeros terminales lanzados por su aliada, los Nokia Lumia. La cuota de mercado de Windows Phone ha subido desde el 2,6 al 3,3%. Los analistas coinciden en que su presencia en el mercado crecerá en los próximos años, aunque no se espera que se convierta en una alternativa fuerte hasta, por lo menos, 2014. Por encima se encuentra BlackBerry, con una cuota del 6,4%. La caí­da del fabricante canadiense ha sido considerable; el año pasado logró situarse con una cuota del 13,8%.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp