Mercado de discos duros

Parece que el mercado de los discos duros comienza a ver la luz, después de muchos meses de escasez en la producción y una subida de los precios muy considerable que ha hecho que los usuarios finales tengan que rascarse el bolsillo para poder hacerse con uno de estos dispositivos de almacenamiento. Las inundaciones que azotaron Tailandia en otoño del año pasado (el paí­s asiático es el segundo productor mundial de piezas para discos duros) han provocado que las dos empresas más grandes del mundo (Seagate y Western Digital) hayan tenido que reducir su producción de una manera drástica. No obstante, parece que los enví­os de discos duros están comenzando a remontar el vuelo, y los analistas marcan el último trimestre de este año como el punto en el que se pueda volver a la normalidad del año anterior.

Los números de las dos compañí­as invitan al optimismo. Western Digital ha sido sin duda la compañí­a más afectada por esta crisis, ya que una gran parte de su producción se realizaba en fábricas en Tailandia (más que ninguna otra empresa). Solo en el primer trimestre después de las terribles inundaciones de Tailandia la empresa tuvo que reducir su producción de discos duros un 60%. En este primer trimestre de 2012 la compañí­a ha logrado enviar al mercado 44 millones de unidades, una cantidad netamente superior a los raquí­ticos 28 millones que enví­o en el cuarto trimestre de 2011. Por su parte, Seagate logró aumentar desde los 47 millones de unidades del cuarto trimestre del año pasado hasta los 61 millones de discos duros en los meses de enero, febrero y marzo.

Mercado de los discos duros

La situación ha desencadenado en un aumento de los precios que han minado al consumidor final (en algunos casos se ha llegado a denunciar que los precios de los discos duros en algunos modelos se habí­a triplicado) y que ha supuesto una oportunidad para que otra alternativa se vuelva más popular. Hablamos de las tarjetas SSD, dispositivos de almacenamiento más fiables y rápidos que los discos duros. La rapidez se nota sobre todo a la hora de iniciar el sistema y al acceder a los archivos. Las tarjetas SSD cada vez están más presentes en el mercado, de momento a través de los tablets y de los ultrabooks que se están haciendo más populares. No obstante, el gran hándicap de estos dispositivos se encuentra en su precio, que todaví­a es netamente superior al de los discos duros tradicionales. Poco a poco se está reduciendo esta diferencia, aunque las unidades de mayor tamaño todaví­a tienen un precio abusivo.

Sea como fuere, el mercado de los discos duros continuará su escalada hasta que a finales de año logre alcanzar el punto en el que estaba antes de las inundaciones de Tailandia. Así­, en el último trimestre se produjeron unos enví­os de 120 millones de unidades y en el primer trimestre de 2012 alrededor de 140 millones. Según las previsiones de Seagate, en este segundo trimestre las ventas subirán hasta los 160 millones de euros, aumentando a los 180 millones de enví­os durante el tercer trimestre y a 190 millones en los últimos meses del año.