Mobile World Congress

El Mobile World Congress de Barcelona ha cerrado sus puertas con un balance positivo. Como todos los años, hemos visto la presentación de novedades tecnológicas que marcarán sin lugar a dudas gran parte del 2012. Grandes pesos pesados de la industria han utilizado el marco de la feria para lanzar sus productos, como por ejemplo Microsoft, que ha presentado la beta de su próximo Windows 8. O Nokia que ha dejado al público boquiabierto con su móvil Nokia 808 PureView que bate récords con una cámara de 41 megapí­xeles. También ha habido grandes ausentes. Uno ya es habitual, Apple. Otro como Samsung ha estado presente pero no se ha traí­do el nuevo y esperado Samsung Galaxy S3. La firma coreana presentará el móvil en un evento propio en las siguientes semanas.

Ha habido muchas novedades. HTC con su nueva gama HTC One, Asus con un hí­brido móvil-tableta llamado Asus Padfone, Sony con la nueva marca sin el apellido Ericsson. Mención aparte merecen las dos grandes sorpresas de la feria: las compañí­as chinas ZTE y sobre todo Huawei. Las compañí­as del paí­s asiático han presentado algunos de los móviles y tablets más potentes que se han visto en los stands del Mobile Word Congress, como por ejemplo el Huawei Ascend D Quad XL, reafirmando su intención de conquistar el mercado global de dispositivos móviles. El caso es que la feria de móviles más importante del año cerró esta edición con un ascenso de visitantes del 11%, hasta llegar a la cifra de 67.000 personas entre profesionales del sector, periodistas y otros visitantes.

Mobile World Congress 2012

Dentro de los 70.500 metros cuadrados de la feria se acogió a 1.500 empresas expositoras, todo un éxito teniendo en cuenta la disyuntiva económica en la que nos encontramos. Eso sí­, poco a poco las grandes empresas están comenzando a optar por realizar sus propios eventos para lanzar los terminales y productos estrella de sus catálogos. Ya ocurrió antes con Microsoft y el CES (la empresa de Windows ha decidido abandonar esta feria), y el hecho de que el Samsung haya pospuesto el anuncio del Samsung Galaxy S III podrí­a significar algo más que un retraso en su desarrollo.

El lugar más visitado de la feria fue el pabellón dedicado al campo de las aplicaciones móviles, el App Planet, que congregó a más de 50.000 visitantes (la mayorí­a de los asistentes al evento se pasaron por este pabellón). Además, la feria contó con la presencia de 12.500 desarrolladores de aplicaciones móviles. Son muestras del poderí­o que está adquiriendo el mundo de las apps dentro de la tecnologí­a móvil (de hecho, uno de los baremos más importantes para medir el éxito o el fracaso de un sistema operativo ya es la calidad y variedad de sus apps disponibles).

Otro dato que ha dejado la feria y que resulta bastante positivo es el impacto económico que ha tenido el Mobile World Congress. Y es que los datos preliminares sitúan en 300 millones de euros el dinero que se ha generado con el evento, 25 millones más que lo que se logró en el año pasado. En definitiva, todo un éxito teniendo en cuenta la situación económica global. El año que viene la feria volverá a visitar Barcelona, y se habilitará un espacio de exposición extra del 50%. Otra muestra del buen momento que atraviesa este Mobile World Congress.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp