Decepción con Final Cut Pro X

La última versión de la suite de edición de ví­deo Final Cut Pro X ha estado envuelta desde el principio en una oleada de polémica. Los cambios que ha decidido hacer Apple en la nueva versión han recibido las crí­ticas airadas de una gran parte de los profesionales que han trabajado desde hace mucho tiempo con esta plataforma. Seis meses después, la tendencia del mercado sigue siendo un abandono progresivo de Final Cut Pro X en favor de otras opciones de la competencia, sobre todo Avid y Adobe Premiere Pro.

El caso es que Apple decidió revolucionar la suite mediante la inclusión de nuevas caracterí­sticas y sobre todo el recorte de otras que muchos profesionales de la edición de ví­deo consideran básicas. La más polémica ha sido la decisión de acabar con el soporte para exportar los proyectos a cintas. Y esto, teniendo en cuenta la gran cantidad de estudios y profesionales que todaví­a utilizan este soporte para la edición y el guardado de ví­deo, ha resultado un paso de espaldas a la industria.

Final Cut Pro X

Pretender que los profesionales abandonen estos sistemas hoy en dí­a, que les han supuesto una gran inversión, se ha convertido en una acción de cierta arrogancia o falta de visión por parte de Apple. Y es que cada vez son más los profesionales que están migrando a programas como el Avid o el Premiere Pro (Avid lanzó hace un par de semanas un comunicado de prensa en el que anunciaba que una conocida productora de televisión se pasaba de nuevo a su plataforma tras su paso por Final Cut Pro). Algunos profesionales indican que esta realidad ya se estaba comenzando a formar desde anteriores versiones del programa de Apple, pero no hay duda de que la tendencia se ha vuelto más acusada a partir de la salida de Final Cut Pro X.

No se entiende muy bien el objetivo de la firma de la manzana con estos cambios. Algunos profesionales se llegan a preguntar si el objetivo de Apple es dejar a un lado el mundo profesional para acercarse a un público más casero. Así­ las cosas, el problema no es solo el abandono de la suite de edición, sino también la decisión de optar por dejar la plataforma Mac y pasar a Windows para usar Avid y Premiere Pro. La empresa del iPad y el iPhone deberí­a reflexionar sobre el camino que esta tomando con Final Cut, ya que puede perder la fidelidad de clientes que llevan con ellos desde los años 90.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp