Amazon

La mayor tienda online del mercado ha presentado sus resultados correspondientes al cuarto trimestre del año 2012. La compañí­a sigue inmersa en un proceso de expansión bastante agresiva que le está llevando a aumentar notablemente sus ingresos trimestre tras trimestre, pero que están minando su capacidad de generar beneficios. En concreto, la compañí­a terminó los meses de octubre, noviembre y diciembre con unos beneficios de 97 millones de dólares (71 millones de euros). La tienda, que expandió su presencia al mercado español durante el año 2011, está experimentando una mejora en el valor de sus acciones después de haber presentado sus resultados.

No hay duda de que actualmente una de las empresas situadas en mejor posición en el mercado tecnológico es Amazon. A pesar de que el conglomerado de empresas chinas de comercio electrónico Alibaba consiguió arrebatarle el año pasado el primer puesto en volumen de facturación de ventas online, la compañí­a estadounidense sigue siendo un referente en este campo y ha conseguido establecerse como un importante vendedor de hardware propio a través de su tableta Amazon Kindle Fire, que en Estados Unidos supone uno de cada cuatro tablets vendidos.

Claro que hay que tener en cuenta que con este dispositivo Amazon sigue la misma polí­tica de expansión que con su tienda, ya que vende este tablet a un precio muy bajo (por debajo de los costes de fabricación) y después busca el retorno de la inversión en los servicios añadidos como la venta de libros electrónicos a través de la tienda incluida en esta tableta. Volviendo a los resultados, la compañí­a consiguió durante los meses de octubre, noviembre y diciembre unos ingresos de 21.270 millones de dólares (15.600 millones de euros). Esto supone una cantidad que está un 22% por encima de lo conseguido en el mismo periodo del año anterior y que ha superado claramente las expectativas que tení­an los analistas.

CEO de Amazon

Estas cifras contrastan con la caí­da en los beneficios, que se situaron en los 97 millones de dólares (71 millones de euros) y suponen un 45% menos que en el mismo periodo de 2011. Sin duda, el descenso de los beneficios se trata de un aspecto relativamente preocupante y Amazon podrí­a llegar incluso a incurrir en pérdidas durante el primer trimestre de 2013, pero esta situación se encuentra dentro de la estrategia de crecimiento que está llevando a cabo la tienda online.

Si nos fijamos en las cifras acumuladas durante todo 2012, la compañí­a alcanzó unos ingresos de 61.090 millones de dólares (45.000 millones de euros), un 27% más que en el año anterior. Eso si, en el conjunto del año Amazon ha presentado unas pérdidas de 39 millones de dólares (alrededor de 28,7 millones de euros) que muestran el peligro de este tipo de modelo de negocio. Las expectativas del primer trimestre de 2013 incluyen un nuevo aumento de las ventas de hasta un 26% y un rango de beneficios que irí­a desde unas pérdidas de más de 200 millones de euros hasta unos beneficios de cerca de 40 millones de euros. Los resultados de la compañí­a han generado una respuesta positiva en el mercado bursátil, y sus tí­tulos cotizan a esta hora un 6% por encima de la jornada de ayer.

Tags: ,