Microsoft

Microsoft ha publicado sus resultados económicos correspondientes al cuarto trimestre de 2012 (y segundo trimestre fiscal de la firma). La compañí­a ha visto como aumentaban ligeramente sus ingresos tras el lanzamiento de Windows 8, pero no ha conseguido evitar que sus beneficios se estanquen con una caí­da del 4% respecto al mismo periodo del año pasado. Una situación muy diferente de la que vivió en los primeros meses tras el lanzamiento de Windows 7 en 2009. Existen muchas dudas sobre la capacidad de la empresa de volver a conquistar el mercado tras haber perdido su hegemoní­a con el surgimiento de los tablets y los smartphones.

No hay duda de que el panorama de la tecnologí­a ha cambiado radicalmente en tres años. El lanzamiento de Windows 7 llegó después de un fallido Windows Vista, y fue recibido en un momento económico mucho más boyante que el que vivimos actualmente. Durante ese primer trimestre en el mercado, la compañí­a consiguió aumentar sus beneficios en un 60%, un récord que está muy lejos de los números que se han conseguido tras el lanzamiento de Windows 8. Y es que Microsoft ha anunciado unos beneficios de unos 4.800 millones de euros, una cifra que está un 3,7% por debajo de los números obtenidos en el mismo periodo de 2011.

A pesar de las ventas de más de 60 millones de licencias de este nuevo sistema, la compañí­a se ha visto lastrada por el gran gasto en marketing que está llevando a cabo y por los ciclos de productos como la Xbox 360 y su Office 2010, que pronto recibirán nuevas versiones y que han experimentado un descenso en sus ventas. Precisamente, la división que engloba a su popular suite de ofimática sufrió un descenso en los ingresos del 10%, hasta los 4.220 millones de euros. En unos dí­as llegará al mercado la nueva versión Office 2013 (Microsoft tiene previsto realizar una presentación oficial de este producto el próximo martes).

Microsoft Surface

Esta caí­da no ha impedido que Microsoft consiga aumentar, aunque de manera ligera, sus ingresos totales hasta una cifra de unos 15.940 millones de euros (un aumento del 2,7%) respecto al mismo periodo del año 2011. Gran parte de culpa la tiene el aumento en los ingresos percibidos por la división de Windows, que crecieron un 24% entre los meses de octubre, noviembre y diciembre hasta un total de 4.370 millones de euros. Otro de los negocios que aumentó sus ingresos fue la división de Internet, que engloba a servicios como su buscador Bing, y que creció un 11% para situarse con una facturación de 645 millones de euros. Claro que este negocio ha sido en los últimos años el agujero negro de la empresa (Microsoft está invirtiendo grandes cantidades de dinero para reforzar esta división clave). En este periodo se perdió algo menos de 200 millones de euros en esta división.

Como era de esperar, los números de la compañí­a han provocado una frí­a acogida entre los analistas. Además, uno de los puntos que se esperaba en este anuncio de Microsoft era la publicación de cifras sobre las ventas que han alcanzado sus dispositivos Windows Phone 8 durante este trimestre y tampoco sobre la tableta Surface, el primer tablet propio de la compañí­a. Es muy probable que esta reticencia a dar datos oficiales se deba (sobre todo en el caso de Surface) a los malos resultados que está cosechando en el mercado. El tablet de la compañí­a estadounidense llegará al mercado español durante febrero, el próximo dí­a de los enamorados.

Tags: ,