La Navidad ya está aquí­. Las calles se llenan de gente buscando el regalo perfecto (o el regalo perfecto para salir del paso) y la facturación de las tiendas crece notablemente respecto a otros periodos del año. Una tendencia que también se observa en la red, un medio cada vez más utilizado por los ciudadanos para realizar sus compras. En concreto, se espera que los usuarios españoles gasten un 45% más en compras online durante el periodo de la campaña navideña respecto al año pasado, una muestra del alto grado de crecimiento que está experimentando este segmento.

Según un estudio de Google, de los 670 euros de media que gastarán las familias españolas en este periodo, 83 euros se gastarán en productos comprados a través de la red. Se espera que durante este periodo se supere un volumen de ventas online de más de 1.400 millones de euros. El tipo de producto más demandado en Internet serán los regalos relacionados con el ocio, como por ejemplo las pelí­culas, con un 40%. De cerca le seguirán campos como la tecnologí­a o la música con un 38%.

En un informe paralelo elaborado por vente-privee.com a través de encuestas a ciudadanos europeos, se descubren datos interesantes como que dentro de los compradores online más de un 30% han realizado diez o más compras durante la última mitad de año, una cifra muy notable y que muestra un perfil de comprador web cada vez más establecido. Pero Internet no solo se ha convertido en una herramienta de compra directa, sino que también juega un papel clave a la hora de decidirse por un producto. Según los datos de esta encuesta, cuatro de cada cinco europeos comparan precios de los productos a través de Internet antes de realizar una compra.

Curiosamente, en España la primera motivación para realizar las compras online es la comodidad. La posibilidad de realizar la adquisición sin necesidad de perder tiempo y energí­as en desplazarse resulta el factor clave, aunque también se valoran otros aspectos como el dinero (normalmente en Internet se encuentran las mejores ofertas) o el acceso a marcas que resulta difí­cil encontrar a través del comercio tradicional. Y he dicho curiosamente porque si se toman los datos de todos los ciudadanos europeos el principal motivo que tienen nuestros vecinos para comprar online es el dinero (en segundo lugar se encuentra también la comodidad). Uno de los aspectos que explica esta diferencia es la costumbre de los compradores españoles de conectarse a la red para realizar sus compras fuera del horario de apertura de las tiendas (cuatro de cada diez compradores).

Sin duda, el producto que mayor crecimiento ha experimentado estos últimos años en el canal online son los viajes. Los europeos ya compran tres veces más billetes a través de este canal que por los medios tradicionales, debido a la comodidad que esto representa. También ha crecido de manera muy notable la compra de productos tecnológicos a través de Internet, también en mayor proporción a las compras tradicionales. Donde se produce un empate entre comercios tradicionales y comercios online es en la compra de ropa y calzado.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp