iPad Mini

Según analistas de la firma de inversión Citi, el nuevo iPad Mini, la versión reducida de la tableta de Apple, estarí­a robando ventas a su hermana mayor. El movimiento de la compañí­a de la manzana ha sido visto con reticencia por parte de los inversores de la compañí­a, ya que se trata de un dispositivo que ofrece unos márgenes de beneficio inferiores. Según estas informaciones, el número de iPad Mini lanzados al mercado será mayor durante el primer trimestre de 2013 respecto a las unidades del iPad de mayor tamaño, por lo que se podrí­a revisar a la baja las expectativas de beneficios de la empresa durante este periodo.

Durante los últimos meses, Apple se ha enfrentado a una serie de rumores y noticias que han afectado notablemente su rendimiento en Bolsa. El temor a que el iPad Mini robe ventas al iPad surgió de inmediato, y la preocupación de los inversores por que los brutales márgenes de beneficio de la compañí­a es uno de los factores que ha provocado que las acciones de Apple hayan caí­do una cuarta parte de su valor en tan solo tres meses, desde los 702 dólares de pico histórico que alcanzó en septiembre (pocos dí­as antes del lanzamiento del iPhone 5) hasta los 518 dólares con los que cerró el dí­a de ayer.

Sin duda, una situación desconocida para una empresa que desde hace años ha visto como el valor de sus acciones crecí­a de manera exponencial. Pero parece ser que los dí­as de expectativas sin lí­mite han acabado (antes de la caí­da, hubo analistas que predecí­an que las acciones de Apple podí­an llegar a alcanzar incluso los 1.000 dólares antes de terminar el año). Según las previsiones de Citi, durante la campaña navideña se han pedido diez millones de unidades del iPad Mini y otros diez millones del nuevo iPad (presentado por sorpresa al mismo tiempo que el iPad Mini). No obstante, el problema llega en el primer trimestre del año que viene, ya que se espera que se fabriquen entre doce y catorce millones de iPad Mini durante los meses de enero, febrero y marzo y un rango de entre cinco y siete millones de iPad normales.

Una diferencia notable que vendrí­a a probar que se está produciendo una pérdida de ventas del modelo más caro de la compañí­a de la manzana. Sin duda, el objetivo de Apple con el lanzamiento del iPad Mini es evidente: tratar de combatir los lanzamientos de las tabletas de tamaño reducido con Android, sobre todo el Amazon Kindle Fire y el Google Nexus 7. Las ventas de estos dispositivos están siendo todo un éxito, gracias a sus potentes especificaciones y a su precio muy reducido. Claro que estas condiciones se consiguen gracias a que el negocio de Amazon está en los servicios añadidos que luego vente a través del tablet, mientras que el de Google está en el de las búsquedas. El negocio principal de Apple sigue siendo la propia venta de sus dispositivos y el amplio margen de beneficios que consigue con sus equipos de primer nivel.

Optar por una tableta de bajo coste (bajo para lo que es en general Apple) puede ir a la larga en contra de los intereses de esta compañí­a. Sea como fuere, habrá que esperar a los datos oficiales para saber en qué medida el iPad Mini está afectando las ventas del iPad, y también medir el volumen de ventas que consigue la compañí­a con este tablet reducido.

Tags: ,