El albergue Sendas del Riaza es una iniciativa educativa de Gredos San Diego, la mayor cooperativa del campo de la educación en España. Está situado en el entorno del Parque Natural del Rí­o Riaza, un entorno de gran valor natural por su gran colonia de buitres leonados (se han censado más de 450 parejas) y por sus impresionantes cañones. Desde hace un año, grupos de alumnos de secundaria visitan este centro para visitar y comprender la naturaleza a través de las nuevas tecnologí­as. El uso de GPS, cámaras fotográficas y ordenadores portátiles se combina con actividades puramente ambientales para «acercar lo que está más lejos a través de herramientas que ellos conocen y con las que se sienten cómodos», según Maribel Gonzalez, directora de marketing de Gredos San Diego.

Por muchos años, la tecnologí­a se ha concebido como uno de los signos más importantes de nuestro tiempo y del alejamiento del mundo urbano frente a la tradición y a la naturaleza. Por el camino se han dejado atrás muchas cosas, algunas quedaban obsoletas y otras no tení­an cabida en la gran ciudad, y en ocasiones es normal caer en la vieja melancolí­a del paraí­so perdido. Por suerte, quedan iniciativas que tratan de tender puentes en el abismo que se ha abierto entre ciudad y pueblo, entre el mundo construido alrededor de las posibilidades que ofrece la tecnologí­a y el mundo natural. El proyecto educativo del albergue Sendas del Riaza intenta traer a los niños una experiencia global, consciente por un lado de las ventajas que suponen las nuevas tecnologí­as en la educación y del necesario ví­nculo que se debe crear entre los jóvenes y el legado natural de nuestro mundo.

El albergue

Ubicado en el entorno de un tí­pico pueblo pastoril de Segovia, el albergue Sendas del Riaza cuenta con la capacidad de albergar hasta 75 personas. Está abierto tanto para alumnos como para clientes que quieran visitar la zona. Cuenta con 2 habitaciones comunes de 20 plazas, 2 habitaciones de 12 plazas, 2 de 5 plazas con baño individual y una última de 2 plazas con baño adaptado para aquellas personas que tengan dificultades fí­sicas. Cuenta con un completo servicio de comedor y emplea a nueve personas que cuidan y ayudan a los alumnos en las actividades educativas que se llevan a cabo.

Un paraje natural

El albergue está situado junto al Parque Natural del Rí­o Riaza, una zona de gran riqueza natural que fue declarada Parque Natural gracias a la iniciativa de toda una institución como Félix Rodrí­guez de la Fuente. Uno de sus principales atractivos es la gran colonia de buitres leonados que viven dentro de este parque y los cañones escarpados de hasta 150 metros que salpican el paisaje tí­picamente castellano a lo largo de sus 6.470 hectáreas.

Un proyecto para construir puentes

El albergue Sendas del Riaza nació con una vocación claramente educativa, a través del proyecto desplegado por la cooperativa Gredos San Diego. Su llegada ha supuesto la salvación para el pueblo Valdevacas de Montejo, uno de los innumerables pueblos españoles que han debido enfrentarse al éxodo rural y a la amenaza de la desaparición por la falta de trabajo para las nuevas generaciones y por el envejecimiento de su población. El albergue emplea a nueve habitantes del pueblo (casi un tercio de la población) y ha vuelto a llenar de vida las calles Valdevacas de Montejo. El director del albergue Rafa Garcí­a confiesa que los habitantes «están encantados, hasta hay tres o cuatro paisanos de ochenta años que se acercan cada semana para hablar con los chicos y contar sus batllas». El proyecto educativo de este albergue está orientado a adolescentes que cursan Educación Secundaria, y gira en torno a la utilización de las nuevas tecnologí­as para fomentar su uso en el descubrimiento de la naturaleza. Los jóvenes alumnos de hoy en dí­a pertenecen a una generación que ha crecido rodeada de Internet, las redes sociales, el chat o los móviles, se han empapado de las nuevas formas de comunicación y su uso de las tecnologí­as recientes es, por lo general, más intuitivo.

Para fomentar las actividades de los alumnos y su integración en el aprendizaje dentro del entorno del Parque Natural, el albergue cuenta con un completo conjunto de dispositivos tecnológicos que forman una parte crucial del proceso. Los alumnos se organizan en “grupos de expertos” (orientación, flora y fauna y fotografí­a) que realizan diversas acciones dentro del entorno natural del parque y en el mismo albergue. Así­ por ejemplo, los adolescentes podrán disponer de 5 GPS para aprender a orientarse en la naturaleza o seis prismáticos 8×40 para no perderse detalle, y también se realizarán actividades de grabación y montaje de ví­deo y edición de imagen a través de cinco cámaras fotográficas réflex digitales con grabación de ví­deo HD. Dentro de esta captación del entorno natural no podí­a faltar la presencia de dos trí­podes para obtener imágenes y ví­deos más estables y varios zoom (cinco zoom 28-70 y dos zoom 80-200). Los alumnos también cuentan con una grabadora digital y cinco walkie-talkies para mejorar la comunicación entre los alumnos mientras estén en el exterior.

Por supuesto, estas actividades se completan con el equipamiento que tiene el albergue en su interior. El equipamiento parte de un ordenador fijo de buena potencia y cinco portátiles, además de un proyector para poder contemplar el resultado final de los trabajos realizados al aire libre. Todo el edificio cuenta con conexión WiFi para facilitar el acceso a los recursos educativos y la información que alberga la red. Por otra parte, el centro también cuenta con varios dispositivos para el manejo de sonido como un equipo de música, un mezclador de voces y micrófonos unos altavoces y un amplificador. Pero quizás el elemento más interesante para ser utilizado en el interior del albergue es un telescopio con control digital con el que los alumnos pueden fotografiar el cielo nocturno. Sin duda, las estrellas se han convertido en una de las mayores desapariciones del entorno urbano por la contaminación lumí­nica, y poder contemplar un cielo estrellado en toda su magnitud se puede convertir en una experiencia inolvidable para los que no han tenido la posibilidad de hacerlo en su entorno habitual.

Las actividades educativas del albergue Sendas del Riaza tienen continuidad en la web a través de un blog en el que los alumnos pueden escribir sus impresiones y experiencias sobre el tiempo que han pasado en este albergue. Además, el blog sirve como medio de comunicación para que los alumnos puedan ponerse en contacto con sus padres durante la estancia en el lugar, que por lo general dura cinco dí­as (desde el lunes por la tarde al viernes). Sin duda, una iniciativa atractiva que trata de unir el mundo de la tecnologí­a y la naturaleza para que los jóvenes se diviertan e involucren durante el estudio medioambiental.

La cooperativa educativa más grande de España

Gredos San Diego Sociedad Cooperativa Madrileña cuenta con más de 25 años de historia dedicados a la enseñanza, y emplea a más de 1.200 profesionales a través de siete centros educativos y dos centros en la naturaleza (uno de ellos el albergue Sendas del Riaza). Se trata de la mayor cooperativa en el ámbito educativo en España con un 5% de la cuota de colegios de la comunidad madrileña. La cooperativa se fundó en el año 1985 y ha experimentado un fuerte desarrollo gracias al esfuerzo de sus socios y a un proyecto educativo laico que intenta poner el acento en la tolerancia y la libertad de ideas. Según la responsable de marketing de la Cooperativa, la actividad de Gredos San Diego se mueve en «dos ámbitos, uno más a nivel global creando un grupo cooperativo, y otro que se centra en la creación de proyectos de desarrollo local, dando mucha importancia a la educación medioambiental y ofreciendo una formación que se mantenga desde el aula a la naturaleza«.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp