Canon enseña la segunda generación de sus impresoras imageRUNNER ADVANCE, una gama profesional que trata de adaptarse a los nuevos tiempos en las empresas. La conectividad y ahorro de costes son los pilares en los que se basan estos nuevos equipos. Los usuarios quieren imprimir de una manera más sencilla, utilizando sus dispositivos móviles. Además, las empresas quieren ahorrar costes, y para esto Canon apuesta por imprimir menos y mejor, con acabados de buena calidad reduciendo las hojas perdidas en pruebas.

En total, la gama cuenta con seis equipos, dos en blanco y negro y cuatro en color, en formato A3. Lo más llamativo es lo sencillo que puede ser imprimir documentos desde teléfonos móviles o tabletas. El móvil lee un código QR que le proporciona la impresora y los dispositivos quedan vinculados sin necesidad de cables. Además, el equipo puede también escanear un documento y enviarlo directamente al móvil convertido en un PDF. Para esto, sólo hay que descargar una aplicación gratuita.

El agujero de momento es la compatibilidad. Sólo está disponible para dispositivos de Apple, lo que puede limitar mucho su uso en el ámbito de la empresa. Canon afirma que para el mes de diciembre la aplicación habrá llegado a Android el mes de diciembre, y que seguirá ampliándose a otras plataformas más adelante.

Otro de los aspectos importantes de esta gama es la seguridad. La marca japonesa ha optado por un sistema de usuarios que permite configurar diferentes opciones. El empleado se identifica en la máquina a través de un código PIN o un tarjeta. De esta manera, accede a una interfaz personalizada en la que encuentra sus opciones más habituales. Puede que el usuario se quede sin permiso para realizar algunas funciones, limitado por el administrador, al igual que en un PC.

Canon también promete que las tarjetas de identificación son compatibles con otros usos, por ejemplo, la tarjeta identificación de la empresa se podrí­a utilizar también para la impresora. Mediante el uso de tarjetas personalizadas, se podrí­a evitar que información delicada cayera en manos indeseadas: un usuario manda una impresión a un equipo común, pero este sólo lo imprime cuando el usuario se acerca con su tarjeta.

La clave de estos equipos son las aplicaciones. Los equipos de impresión se han apuntado al carro de apps para crear documentos con mayor calidad y actualizar constantemente las máquinas. Ahora, cuando el técnico de la impresora llega a la empresa, no sólo lleva a cabo los procesos de mantenimiento, sino que ofrece una serie de actualizaciones para los equipos que ya llevan tiempo en funcionamiento. De hecho, la mayor parte de las nuevas funciones de esta nueva generación de ImageRunner ADVANCE también se pueden aplicar en los equipos de la generación anterior, mediante una actualización de firmware.

La nube, los smartphones o las tabletas son compañeros cada vez más habituales en el mundo empresarial, y parece necesario que los dispositivos de impresión se entiendan con ellos. La tendencia es utilizar cada vez menos papel, hacerlo de manera más eficiente y obtener resultados de más calidad, además de integrar los dispositivos de una manera sencilla e intuitiva. La nueva gama Canon imagenRUNNER ADVANCE está disponible desde este mismo mes.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp