Facebook

La red social más popular del panorama actual, Facebook, ha decidido dar un paso más en sus intentos por rentabilizar la extensa red de usuarios con la que dispone (dentro de poco se espera que sobrepase los 1.000 millones de usuarios activos). Para ello, tiene pensado comenzar a cobrar a aquellas empresas que aprovechen la plataforma social para realizar campañas promocionales. En concreto, la compañí­a dejará de ofrecer de manera gratuita la herramienta “Ofertas”, a través de la cual los comercios locales pueden realizar ofertas especiales a sus seguidores y potenciales clientes.

Facebook lanzó la plataforma “Ofertas” a principios de año. El objetivo de esta página es la de crear una herramienta para que los minoristas y comercios locales puedan enviar a sus seguidores y posibles clientes promociones personalizadas o descuentos. Este servicio facilita que los usuarios de la red reciban las ofertas de sus páginas favoritas dentro de las notificaciones de la red social. Una vez que el usuario ha escogido una de las ofertas, Facebook le enví­a un correo electrónico con el cupón para que puedan imprimirlo y luego presentarlo en la tienda.

Mark Zuckerberg Facebook

Se trata de un servicio que hasta el momento ha permanecido accesible a un número parcial de empresas (de momento permanece en fase beta) y de manera gratuita. No obstante, Facebook tiene pensado lanzar el servicio definitivo en unas semanas y comenzar a cobrar a las compañí­as por cada oferta que enví­en (se habla de un mí­nimo de cinco dólares por oferta, y el precio variarí­a según el tamaño de la base de seguidores de la página).

Con esta medida, Facebook espera ampliar sus capacidades como plataforma publicitaria y obtener un mejor rendimiento de este tipo de iniciativas sociales que llevan a cabo las compañí­as. No obstante, la red social podrí­a enfrentarse a las reticencias de muchas empresas que han utilizado hasta ahora las ví­as gratuitas que ofrece la red para aumentar su presencia en la red y atraer y fidelizar clientes.

Estos pasos de Facebook son coherentes con la intención de la compañí­a de mejorar ostensiblemente su rentabilidad. A pesar de la enorme base de usuarios con la que cuenta, su capacidad para obtener beneficios es todaví­a limitada. Este hecho ha provocado una situación “dolorosa” (según habrí­a reconocido el propio Mark Zuckerberg, fundador y CEO de la compañí­a) durante los primeros meses de su salida a Bolsa, en los que sus acciones llegaron a marcar un valor por debajo de la mitad del precio inicial.

Pero no todo son noticias desfavorables para la red social en el mercado bursátil. Después de que Mark Zuckerberg realizara su primera aparición pública tras la decepcionante salida a Bolsa, las acciones parecen haber recuperado fuerza y han vuelto a superar la barrera de los veinte dólares (llegaron a estar a diecisiete dólares). Eso sí­, las acciones todaví­a están lejos del precio inicial con el que entraron en Bolsa, los 38 dólares.

Durante su comparecencia la semana pasada, Mark Zuckerberg trató alguno de los temas candentes de la red social. Además de negar la creación de un smartphone propio, el fundador de la red anunció que estaban trabajando en el desarrollo de un buscador propio para competir con Google o Bing que podrí­a revolucionar el mercado de las búsquedas.