Oracle contra Google

Dos años después de que Oracle demandara a Google por infringir sus patentes, el juicio entre las dos compañí­as continúa coleando. La compañí­a del buscador fue declarada inocente el pasado 23 de mayo, pero parece que todaví­a tendremos batalla para varios meses más. Tras la petición del juez instructor del caso, Oracle reveló que durante el proceso habí­a mantenido una relación financiera con uno de los bloggers que escribí­a acerca del juicio por las patentes, aunque negó que le hubiera pagado para que realizar comentarios favorables a la empresa de las bases de datos. Por su parte, Google refutó cualquier relación económica con algún blogger o periodista durante este tiempo que realizara artí­culos sobre el juicio entre las dos empresas.

A estas alturas, la pregunta que muchos analistas se hacen son los motivos que pudieron haber empujado al juez del caso entre los dos gigantes a realizar una petición formal a las dos compañí­as para que revelaran si habí­an influido económicamente en analistas para que escribieran a su favor en este proceso, algo que podrí­a haber influido en el juicio. Y es que sorprende que el representante de la ley haya exigido esta información casi tres meses después de que terminara el proceso, y del que Google salió indemne al no encontrarse evidencias de que infringiera las patentes de Oracle a la hora de desarrollar el sistema operativo móvil Android.

Oracle explicó que durante el juicio habí­a mantenido una relación económica con Florian Mueller, un bloggero con cierta influencia que escribió sobre el juicio. No obstante, esta relación se mantení­a en base a una consultorí­a de “cuestiones relacionadas con la competencia” según la compañí­a, algo que hace muy difí­cil probar que que Oracle pudiera pagar a este profesional para que apoyara a la empresa en el juicio. Además, el propio Florian Mueller explicó que ya habí­a relatado su relación con la compañí­a en su blog antes de que comenzara el proceso.

Juicio de Oracle contra Google

Como habí­amos adelantado antes, Google denegó cualquier tipo de relación económica con un profesional de la información que hubiera llevado a cabo comentarios sobre el juicio. Así­ las cosas, no parece que se haya avanzado mucho con la petición del juez, a pesar del revuelo que se ha generado ante la expectativa de una revelación mayor. A menos de que el juez decida abrir una ví­a de investigación más profunda, todo indica que esta situación pasará rápido al olvido.

Algo que no ocurrirá con la batalla legal entre Google y Oracle. El gigante de las bases de datos considera que Google violó sus patentes referidas a la plataforma Java al desarrollar Android, y sabiendo el alcance que ha tenido el sistema operativo móvil de la compañí­a del buscador no soltará tan fácil la posibilidad de conseguir un beneficio económico de este asunto. Se espera que en las próximas semanas Oracle recurra la sentencia del tribunal, en un intento por mantener vivo un caso que parece sentenciado. Estamos ante otra muestra de la compleja guerra de patentes que enfrenta desde hace tiempo a las compañí­as tecnológicas, y que se ha convertido en una de las lacras de este sector.

Tags: ,