Elección del ordenador para la empresa

La crisis aprieta, y la elección correcta de los equipos informáticos para la empresa se vuelve en una decisión crucial dentro del planteamiento de los equipos IT. A pesar de que en estos tiempos convulsos muchas veces se intenta prolongar al máximo el periodo de renovación de los ordenadores, llega un momento que se hace necesario optar por nuevas máquinas para mantenerse productivo en el mercado. HP ha elaborado una infografí­a en la que muestra algunos de los elementos clave a la hora de considerar la compra de un nuevo equipo, además de destacar las cualidades de sus dispositivos dirigidos al mundo empresarial.

Las claves que una empresa debe tener en cuenta a la hora de implantar ordenadores o portátiles profesionales en la empresa con numerosas. Hemos escogido diez de las claves que ha elaborado HP.

1. El primer punto que se destaca es la facilidad a la hora de implantar el ordenador en la red de la empresa y a la hora de realizar las actualizaciones y el mantenimiento del equipo, para poder reducir al máximo el tiempo que se pierde en este despliegue informático.

2. En segundo lugar, es importante que el equipo cuente con herramientas de control y gestión centralizadas que no detengan los procesos de negocio que se están llevando a cabo.

3. Uno de los puntos vitales es que el ordenador cuente con un completo conjunto de herramientas y tecnologí­as para proteger los datos del equipo de posibles incursiones externas. Una de las tecnologí­as que más eco están encontrando en los últimos tiempos es la inclusión de un chip TPM (Trusted Platfform Module) que encripte los datos del disco.

4. Hay que asegurarse que el ordenador de sobremesa o el portátil cuente con unas opciones de conectividad suficientes que puedan permitirle conectarse a la red empresarial sin problemas, y una facilidad en la gestión de la misma para el caso de que surja algún problema.

HP Folio 13

5. Resulta muy interesante que el equipo integre o tenga capacidad de integrar herramientas de colaboración empresarial que puedan ayudar a aumentar el rendimiento global de la empresa.

6. Por supuesto, tampoco hay que olvidar que detrás de un ordenador profesional debe haber un completo programa de soporte y mantenimiento por parte del fabricante para evitar que la empresa pierda mucho tiempo y productividad cuando surgen problemas que requieren de la intervención de la compañí­a que distribuye el equipo.

7. En el caso de los portátiles, un elemento clave para asegurar el rendimiento es contar con una autonomí­a notable para las situaciones en las que los profesionales estén de viaje o largo tiempo fuera de la oficina.

8. Se debe poner mucho cuidado a la hora de elegir la pantalla del equipo. Es recomendable que sean pantallas que eviten el cansancio visual después de una jornada completa de trabajo o en ambientes donde existe poca luminosidad.

9. El equipo debe estar fabricado con materiales resistentes que aguanten lo suficiente ante situaciones inesperadas como golpes y caí­das (esto también se traslada a las pantallas).

10. Por último, el equipo deberí­a contar con una rápida respuesta la hora de iniciar el sistema o los diversos procesos productivos que realizaremos en el ordenador. Una solución que está cobrando cada vez mayor fuerza es la de contar con un disco SSD en vez del habitual disco duro, lo que permite ganar de manera notable en velocidad de arranque y acceso a disco.

infografí­a de HP

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp