Google Maps precio

Google ha decidido llevar a cabo un movimiento estratégico muy importante para mantener su dominio en el mundo de los mapas a través de Google Maps. La empresa ha bajado radicalmente los precios de este servicio virtual de mapas para aquellas compañí­as realicen un uso muy intensivo de la herramienta, en un intento por frenar la sangrí­a de grandes corporaciones que deciden apostar por alternativas. Además, ha puesto en marcha Google Maps Cordinate, una solución que intenta satisfacer las necesidades de aquellas instituciones que cuenten con trabajadores móviles.

Se acabaron los tiempos de bonanza de Google Maps, en los que la herramienta suponí­a la mejor (y casi única) alternativa potente del mercado. Últimamente se está produciendo una diversificación de este segmento, con el crecimiento de alternativas interesantes a Google Maps, como por ejemplo Apple Maps o los mapas propios de Nokia que está introduciendo en sus terminales al compañí­a finlandesa. Pero sobre todo destaca el impulso que está viviendo OpenStreetMap, que recibe una ayuda importante en forma de inversión por parte de Microsoft (la competencia entre Google y Microsoft en la mayor parte de servicios que ofrecen se está convirtiendo en una verdadera guerra por lograr posicionarse).

OpenStreetMap es una herramienta de código libre que se ofrece de manera gratuita, y que ha logrado convencer a unos pesos pesados como Foursquare o Wikipedia. La espantada de estas entidades que utilizaban a gran escala Google Maps ha sido el factor determinante para que Google haya decidido cambiar su polí­tica de precios respecto a su herramienta. Eso sí­, solo para aquellas compañí­as que hayan realizado un uso intensivo de más de 25.000 cargas de mapas diarias de media a lo largo de los últimos noventa dí­as.

Google Maps

Esto supone que solo un 0,35% de las empresas que utilizan Google Maps notarán alguna diferencia en los precios. Eso sí­, la rebaja ha sido más que notable, desde 4 dólares por 1.000 cargas al dí­a por usuario hasta 0,5 céntimos de dólar por el mismo uso de la herramienta. Con esta medida la empresa quiere evitar el efecto cascada que podí­a provocar la fuga de clientes de la talla de Foursquare. Además, también han querido tranquilizar a las empresas que usen este servicio en su versión gratuita y pasen del lí­mite establecido al anunciar que no cortarán el uso de la herramienta de manera inmediata, sino que se pondrán en contacto con la organización para presentar las opciones disponibles.

Por otro lado, Google ha querido mejorar sus herramientas disponibles para empresas con la inclusión de Google Maps Coordinate. A través de esta solución las compañí­as podrán conocer la localización de sus empleados en tiempo real, una opción que puede ser muy útil en el caso de contar con trabajadores móviles en plantilla. Esta tendencia del mercado va a crecer considerablemente en los próximos años, hasta el punto que en 2015 un 37% de los trabajadores del mundo serán móviles. Coordinate funciona a través de la consola central con Google Maps. Los empleados deben descargar la app de esta herramienta en su smartphone y después escoger la opción de compartir su ubicación.