Mercado de los discos duros

Los precios de los discos duros no bajarán hasta 2014

Según IHS, los precios de los discos duros no bajarán de manera significativa hasta el año 2014, a pesar de que la producción de estos discos se recuperará en el tercer trimestre.

Esa es la principal conclusión de la analista IHS, que considera que el nivel de precio que tení­an los discos duros antes de que se produjeran las inundaciones de Tailandia no se alcanzaran de nuevo hasta 2014. Esta demora en la recuperación del panorama anterior del mercado se debe a un movimiento estratégico de las dos principales compañí­as del panorama, Western Digital y Seagate, que con cerca de un 85% de la producción total del segmento podrán imponer un control sobre los precios mucho mayor al que tení­an el año pasado (no hay que olvidar que las dos han cerrado a lo largo de este año las compras de otros competidores del mercado como la división de discos duros de Samsung e Hitachi).

Las terribles inundaciones que asolaron Tailandia en otoño del año pasado mermaron de forma drástica la capacidad del mercado de los discos duros. El paí­s asiático es el segundo productor mundial de componentes para la fabricación de discos duros del mundo, solo por debajo de China, y en sus tierras se generaba cerca de una cuarta parte de la producción total. Especialmente dañadas quedaron las infraestructuras de Western Digital, que en el último trimestre de 2011 tuvo que reducir a un 60% sus previsiones de ventas por el impacto que supuso este desastre natural.

Según los datos de IHS, el tercer trimestre de este año será el primero en el que se alcancen las cifras de enví­os de discos duros que se habí­an registrado durante el tercer trimestre de 2011. Así­, se totalizarán 176 millones de discos duros (frente a los 173 millones que se registraron en el mismo periodo del año pasado). Esta cifra supondrá un crecimiento importante respecto al número de enví­os registrados en el segundo trimestre de este año (159 millones) y al primer trimestre (145 millones).

A pesar de que el mercado evidencia claros signos de recuperación, eso no significará, según se apunta desde IHS, que los precios de los discos duros vayan a bajar a corto plazo. Desde la escasez generada por estas inundaciones, los precios se han inflado, llegando a una media de 66 dólares en el último cuarto de 2011 y el primero de 2012. El precio actual de los discos duros se sitúa en una media de 65 dólares, una rebaja apenas perceptible a pesar de que la producción haya aumentado de manera notable en los últimos meses.

Hay varios factores que pueden motivar que los precios continúen por encima del nivel de 2011. En primer lugar, nos encontramos ante un mercado muy concentrado, en el que Western Digital y Seagate se han erigido como los dominadores absolutos del mercado con cuota de mercado que se acerca al 90%. Gracias a ese poder, ahora cuentan con un control sobre los precios más férreo. También hay que tener en cuenta que en los últimos años los discos duros estaban rebajando su precio a un ritmo vertiginoso, al mismo tiempo que crecí­a su capacidad. Esta dinámica del mercado obligaba a las empresas a crear un volumen cada vez mayor de dispositivos para que el margen de beneficios fuera satisfactorio y ha terminado desencadenando la situación actual de oligopolio. Como era de esperar, los fabricantes han aprovechado esta desafortunada situación para ponerle freno al avance del mercado.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp