Google Chrome se ha convertido en el navegador más utilizado de la red, por encima de Internet Explorer. El programa de Microsoft abandona el primer puesto del mercado después de más de diez años en la primera posición. Si nos atenemos a las estadí­sticas de StatCounter, el navegador de Google termina con una escalada que comenzó hace algo más de tres años y que le ha llevado a casi uno de cada tres ordenadores con conexión a Internet del mundo. La prolongación de este dominio podrí­a depender en gran parte de la capacidad de Chrome de adaptarse de manera satisfactoria a la interfaz de Windows 8, sistema que saldrá al mercado en apenas unos meses.

Según los datos recogidos por StatCounter (la forma de medir estos accesos no ha estado exento de polémicas, lo que hizo que la analista retocara sus datos sobre Chrome del mes pasado), el navegador de Google alcanza una cuota del 32,43% durante el mes de mayo, casi un tercio del mercado. Eso supone un crecimiento de algo más de un punto porcentual desde los 31,23% que marcaba en el mes pasado. Algunos factores clave para este ascenso espectacular del programa han sido la polí­tica de actualizaciones constantes de Google, su diseño moderno (que se ha convertido en referencia para otros competidores) o el uso de la potente plataforma de publicidad de la empresa para realizar una campaña exitosa.

Durante más de dos años, el navegador ha logrado crecer a un ritmo medio de un punto porcentual por mes, una muestra de la fortaleza de esta alternativa. En el otro lado de la moneda, Internet Explorer baja a la segunda posición y se sitúa con una cuota de mercado del 32,12% Eso supone una caí­da de casi dos puntos porcentuales desde una cuota de 34,02%, una de las más fuertes de los últimos años. El programa de Microsoft completa un año negro en el que ha perdido más de once puntos de cuota y la primera posición del mercado.

Las esperanzas de la compañí­a de Office están puestas en su capacidad de renovarse a través de Windows 8. Este sistema operativo contará con una interfaz llamada Metro similar a la que podemos encontrar en Windows Phone, orientada hacia los dispositivos táctiles. Por lo que hemos visto en la versión preliminar de Internet Explorer 10, el navegador se acerca mucho a un diseño propio de un tablet, en el que prima la sencillez y que está diseñado para aprovechar las capacidades táctiles. Uno de los puntos clave con Windows 8 será la presencia de portátiles con pantallas táctiles.

Después de Chrome e Internet Explorer se encuentra Firefox. El navegador de Mozilla termino el mes de mayo con una cuota de mercado del 25,55%. Por primera vez en mucho tiempo, Firefox ha logrado subir por encima del medio punto, desde la cuota del 24,87%. La fundación está comenzando a cosechar los frutos del fuerte desarrollo de su navegador que ha llevado a cabo a lo largo del último año, tras la salida de Firefox 4. En este tiempo ha conseguido reducir notablemente el consumo de recursos del programa, uno de los puntos débiles de Firefox, además de avanzar en su diseño y en su velocidad.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp