Baterí­a de portátil

Uno de los aspectos que mayor importancia tienen a la hora de utilizar un portátil es la autonomí­a que ofrecen sus baterí­as. Con la movilidad ocupando un puesto cada vez más relevante en los negocios e incluso en la vida privada, conseguir que el portátil marque un rendimiento óptimo en cuanto a tiempo de uso resulta una tarea vital. Te contamos unos cuantos consejos para mejorar la autonomí­a de la baterí­a del portátil y conseguir sacar el máximo rendimiento energético al equipo.

En primer lugar, uno de los consejos más obvios y que pueden llegar a pasar inadvertidos es gestionar el brillo de la pantalla. Estamos ante uno de los aspectos que más baterí­a puede llegar a consumir, así­ que si bajamos el brillo de la pantalla cuando las condiciones lo permitan (cuando no estemos utilizando el portátil en entornos de luz que requieran más brillo) podremos aumentar unos cuantos minutos el tiempo que alcanza a funcionar el portátil lejos de la red eléctrica. Otro de los aspectos que hay que cuidar es el modo en el que cargamos de la baterí­a. No es recomendable tener la baterí­a enchufada cuando está cargada y estamos conectados a la red eléctrica, ni tampoco el hecho de cargar la baterí­a mucho más tiempo del que necesita. Lo más recomendable es cargar la baterí­a solo en el momento en el que esté casi descargada, aunque también es cierto que eso depende mucho de la necesidad que vayamos a tener después del equipo.

Portátil de Acer

Otro de los aspectos que gravan la baterí­a del equipo son los programas abiertos que utilicemos. Además de cerrar aquellos que no son necesarios, podemos utilizar una herramienta como Soluto para determinar qué programas se abrirán a la hora de iniciar el sistema, ya que dichos programas funcionan en segundo plano y pueden llegar a resultar una carga considerable para el tiempo útil de la baterí­a. Una función que gasta baterí­a, aunque pueda parecer lo contrario, es la de mantener el ordenador en el modo de reposo o standby, algo muy habitual dentro de los portátiles y que sucede normalmente de manera automática cuando cerramos la tapa del portátil. A pesar de que este modo permite volver a iniciar el sistema de una manera muy rápida, consume más energí­a que por ejemplo el modo de hibernación. Para aquellos portátiles que cuentan con lector de DVD, no es recomendable dejar puesto un DVD dentro, ya que consume energí­a cada vez que se lee (por ejempl0, cuando se abre el explorador de Windows).

El siguiente consejo llega por el acceso a los datos que se realiza a través del disco duro. Sobre todo después de un uso prolongado en el tiempo, los datos quedan más fragmentados y el acceso a la información se vuelve más lenta, además de consumir una mayor cantidad de energí­a. Windows tiene herramientas propias para defragmentar el disco, a las que se puede acceder a través del menú de inicio. Por último, es recomendable vigilar el sobrecalentamiento del portátil (uno de los grandes problemas de muchos de estos equipos) ya que cuando se produce provoca un gasto mayor de energí­a. Limpiar los ventiladores de polvo y suciedad de manera regular puede ser un modo muy interesante para aumentar la vida útil de la baterí­a.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp