Los smartphones y los tablets se han convertido en un compañero insustituible en la rutina de muchas personas. Su importancia está creciento a un ritmo que está haciendo palidecer a los ordenadores y a los portátiles, hasta ahora los grandes dominadores de los dispositivos conectados a Internet. Según la firma IDC, esta tendencia va a continuar a lo largo de los siguientes años, y provocará que los ordenadores pierdan su hegemoní­a frente a los dispositivos móviles.

Claro que, lo primero que hemos de remarcar, como siempre, es que los informes y las previsiones que se hacen con respecto a los mercados tecnológicos y que tienen más de un año de margen (incluso menos) suelen toparse después con una realidad totalmente diferente. Estos estudios sirven más para marcar una tendencia actual que para servir de guí­a fiel de lo que sucederá con el mundo de la tecnologí­a en los años subsiguientes. Dicho esto, el estudio de IDC arroja algunos datos que resultan bastante interesantes sobre sus previsiones respecto al peso que tendrán ordenadores y dispositivos móviles de aquí­ a cuatro años.

La primera constatación es que los ordenadores y los portátiles perderán mucho peso en el mercado. Si ahora son los dominadores con un 35,9%, dentro de cuatro años se colocarán con una cuota de mercado de solo el 25%. Una tendencia de la que es consciente Intel, que trabaja con la plataforma x86 a través de la que funcionan estos dispositivos. Por ello, desde finales del año pasado la compañí­a está invirtiendo de manera muy fuerte en los ultrabooks, unos nuevos portátiles muy finos y potentes que empezarán a optar por pantallas táctiles en cuanto salga al mercado Windows 8. Su éxito depende en gran parte de que cumplan con la pretensión de la compañí­a de chips de que sus precios estén por debajo de los 1.000 dólares (cerca de 800 euros), algo que de momento solo consigue alguna que otra excepción (normalmente los modelos superan los 1.000 euros).

Por el contrario, los dispositivos basados en Android se convertirán en los lí­deres del mercado conjunto entre ordenadores, smartphones y tablets. Estos equipos que cuentan con el sistema operativo de Google y están basados en chips ARM alcanzarán en cuatro años una cuota de mercado del 31,1%, desde los 29,4% que tienen en la actualidad. Como vemos, IDC no espera que la excepcional explosión de los equipos Android continue experimentando los mismos niveles de crecimiento que se han producido hasta ahora.

Otro que también aumentará su fuerza en el mercado es Apple, a través de sus dispositivos estrella iPad e iPhone. La compañí­a cerró 2011 con una cuota de mercado del iOS, el sistema operativo móvil de Apple, de 14,6%. Las previsiones de la analista colocan la cuota del mercado de iOS en un 17,3% dentro de cuatro años. Sea como fuere, este informe marca una tendencia actual muy clara. La movilidad está a la orden del dí­a y los fabricantes intentan reforzar ese aspecto en sus dispositivos.

Recibe nuestras noticias por e-mail
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp